“Basada en hechos reales”, ¿cuánto de verdad hay en esta afirmación? Con...

“Basada en hechos reales”, ¿cuánto de verdad hay en esta afirmación? Con esta web lo sabemos

0
Compartir

Existes diferentes tipos de películas, múltiples géneros que profundizan en una temática o estilo concreto de film. Nos hacen reir, reflexionar, a veces incluso llorar (ya sea por su mala calidad o porque realmente logran emocionarnos), y en muchas de esas ocasiones, hay un elemento que suele destacar: “Basada en hechos reales”.

Un pequeño texto al inicio de la película que suele emplearse para meternos aún más en la realidad y atmósfera de la película, algo así como “piensa que esto es real, podría llegar a ocurrirte, de hecho, ya ha ocurrido”. También sabemos que muchas de estas películas acaban siendo versiones un tanto distorsionadas de aquella realidad, con el fin principal de hacerlas más atractivas.

Pues bien, para todas aquellas personas “puristas” de la realidad, que quieran conocer qué tan real es una escena concreta de una película, o el film en general, hoy están de suerte.

Discurso del Rey basada en hecho real

Gracias a la web Information is Beautiful, hemos podido conocer la veracidad de algunas de las películas más sonadas de Hollywood. El funcionamiento es bastante sencillo: entramos en la web, observamos algunas de las películas con las que cuentan a día de hoy, y vemos qué porcentaje de fidelidad tienen con la realidad.

Además, y esta es la parte quizás más “profesional” de la web, podremos entrar en cada una de estas películas y valorar algunas de las escenas más importantes, con un grado de vericidad en cada una de ellas y una explicación comparando la versión de la película con la versión real en la que está basada.

Por el momento hay poca variedad, pero es probable que poco a poco se vaya actualizando con nuevas películas. Un contenido interesante cuanto menos y digno de valorar, no siempre contamos con la posibilidad de ver hasta qué punto las productoras y directores tratan de enmascarar la realidad con el fin de ser más suculenta para el espectador.