En un futuro tu asesor financiero ya no será un humano, sino...

En un futuro tu asesor financiero ya no será un humano, sino un robot

En el último año se han movido millones y millones de dólares únicamente mediante gestiones realizadas por robots y sin la supervisión de humanos. Es el futuro del sector financiero y hay razones para confiar en ello.

0
Compartir

Que nuestro futuro más próximo estará repleto de robots e inteligencia artificial es algo obvio y no solamente tema para obras de ciencia ficción. Las fábricas llevan años utilizando robots para crear productos, los coches autónomos son una realidad y los ordenadores actuales son muchísimo más potentes de lo que te puedas imaginar.

Lo normal y a lo que estamos acostumbrados es a relacionar a los robots con las industrias pesadas o manufacturas, para que hagan el trabajo monótono. No obstante, estamos viendo cómo en los últimos años esta inteligencia artificial se apodera de otros sectores económicos de forma vertiginosa. Uno de ellos es el financiero, y según un último informe, en 2015 han sido unos 50 billones de dólares los que han pasado por las “manos” de asesores financieros virtuales. Teniendo en cuenta que en 2014 fueron algo menos de 20 billones de dólares, el aumento es de aproximadamente un 210%.

De entrada puede chocar que un robot mueva en bolsa el dinero de una empresa o una persona y lo invierta en las mejores opciones del mercado, no obstante, son máquinas capaces de calcular millones de posibilidades diferentes para encontrar cuál es la mayor posibilidad de sacar beneficio de ello. Y esto es algo que definitivamente ni el mejor broker del mundo puede conseguir.

Pantalla en una bolsa de valores

También para gestionar pequeñas cantidades de dinero

Cuando pienses en un asesor financiero robot no te lo imagines únicamente moviendo grandes cantidades de dinero. De hecho, la mayoría de personas que contratan este tipo de asesores son de clase media ya que no se permiten contratar a un asesor financiero humano. Son ya varias las empresas en EEUU, Europa y Asia que ofrecen este tipo de servicios. La ventaja principal como hemos comentado es el precio respecto a un asesor de toda la vida, pero además, también son servicios que pueden trabajar 24 horas al día y calcular todos los movimientos que se realizan en el mercado en cuestión de segundos.

Por otro lado, seguro que conoces la aplicación Fintonic o tienes instalada alguna similar en tu smartphone. Este tipo de aplicaciones que analizan tu cuenta bancaria y te dicen en qué estás gastando tu dinero también son pequeños asesores financieros. Fíjate que te ofrece consejos para ahorrar y comparativas con estadísticas de gastos y beneficios por periodos de tiempo.

Aplicación financiera Fintonic

¿Debes fiarte de un robot para que gestione tu dinero?

En pocas palabras: sí, fíate de un robot para gestionar tu dinero. Este tipo de servicios siempre vienen regulados y a prueba de fallos. Además, en la mayoría de ocasiones puedes configurar el índice de riesgo que quieres que asuma, por lo que realmente las decisiones importantes las sigues tomando tú. Extrapolando el concepto, ¿te fías de una calculadora para realizar cálculos?, ¿y si te engaña realizando las operaciones? Como en todo, hay que ofrecer un voto de confianza.

Como he comentado al principio del artículo, nuestro futuro más próximo está repleto de robots. Puedes verlo como un futuro distópico y tomar las medidas más paranoicas que se te ocurran o puedes verlo como un futuro utópico y confiar en el progreso.