Inicio Actualidad Ha llegado el Samsung Galaxy S7 Edge, ¿las curvas siguen siendo tan...

Ha llegado el Samsung Galaxy S7 Edge, ¿las curvas siguen siendo tan importantes?

5
Compartir

El año pasado, Samsung se lanzó al mercado con una nueva apuesta que hasta entonces no había sido vista en el mercado de consumo. Un terminal con una pantalla curva en sus laterales, un movil premium al que pocos podrían acceder, pero que con el tiempo pareció ser el reclamo de gran parte de los usuarios. Este año, el Samsung Galaxy S7 Edge comparte prácticamente todas las características de su hermano Galaxy S7, a excepción de un apartado, su pantalla.

“Edge”, una pantalla que nos sigue cautivando con sus curvas

Algunos lo tildan de un reclamo para que Samsung pueda vender móviles más “caros”, “premium” que dirían algunas personas. Otros, que no es sino un extra que no aporta valor. Todos están en lo cierto, no aporta demasiado valor, pero a la vez es un “extra” visual por el que muchos están dispuestos a pagar.

Este año, la gama Galaxy S7, donde se incluyen estos Edge, ha seguido una línea realmente continuísta, con las incorporaciones de la micro SD en su interior, una nueva cámara con menos megapíxeles pero con mayor tamaño de sensor, y con protección para agua y polvo IP68. Nada especialmente nuevo e innovador, sabiendo que el curso pasado el éxito fue unánime para sus terminales, fue el rey del MWC 2015.

Samsung Galaxy S7 edge

La pantalla del Samsung Galaxy S7 Edge no ha cambiado demasiado, sigue siendo de un tamaño de 5,5 pulgadas y con una resolución QHD (por encima del Full HD). Sigue teniendo los mismos laterales curvos del curso anterior. ¿Qué ha cambiado pues? Nada, o prácticamente nada.

Las mejoras van dirigidas en materia de software, con iconos más grandes y accesibles, llamando más la atención sobre estos bordes curvos que el curso pasado. Podremos seleccionar algunas acciones para que se realicen nada más pasar la mano por esta parte de la pantalla.

Procesador, batería, cámaras y diseño, la apuesta conservadora

Como decía al comienzo del artículo, comparte absolutamente todas las características que ya hemos comentado con el Samsung Galaxy S7. Eso incluye su procesador, un Exynos 8 Octa 8890, 4 GB de memoria RAM y opción para micro SD con las opciones de 32 y 64 GB de almacenamiento. También compartes las cámaras, con menos megapíxeles si, pero con píxeles más grandes y que permiten captar más luz, permitiendo hacer mejores fotos por la noche, por ejemplo. Además su batería asciende hasta los 3.600 mAh.

Su apartado estético, apoyándose sobre una pantalla que llama la atención, no engaño a nadie con esta afirmación, cuenta además con la parte trasera de cristal y unos laterales de aluminio que le otorgan la sensación “premium” que cualquier terminal que se precie a conquistar el tono de mejor móvil del año debería incorporar.

S7 Edge software

Precio y disponibilidad

El precio de este Galaxy S7 Edge parte de los 819 euros, según el precio recomendado por Samsung. Podremos adquirirlo a partir del próximo 11 de marzo, y si lo reservamos ahora, tendremos como regalo unas gafas de realidad virtual de Samsung.

Quizás esperábamos algo más, algo que pudiera aprovechar mucho mejor el panel que Samsung tan laboriosamente ha dispuesto en su terminal. No digo que la solución de Apple y su Force Touch, una pantalla que detecta la presión, sea lo mejor o más útil, pero bien empleado, puede sacar partido de muchas aplicaciones. Una lástima que tengamos que esperar al curso siguiente para ver algo parecido.

De nuevo una apuesta continuista con este terminal, cuyo éxito dependerá de la capacidad de atraer y convencer por parte de la competencia, llámese LG G5, Apple, Sony o incluso Xiaomi.

5 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here