Inicio Análisis Hemos probado los nuevos Samsung Galaxy S7 y S7 Edge, ¿cómo es...

Hemos probado los nuevos Samsung Galaxy S7 y S7 Edge, ¿cómo es el presente de la telefonía?

9
Compartir

Tras las primeras horas de un abarrotado Mobile World Congress 2016, es momento de echar la vista atrás, acercanos lentamente a los stands de los diferentes fabricantes y ver de primera mano cuáles han sido realmente las novedades que hemos visto en las presentaciones.

Samsung se ha llevado todas las miradas, es cierto que LG con su G5 ha conseguido también centrar mucho la atención con el que está considerado como el “primer intento de smartphone modular”, así como Sony con su gama Xperia X y sus auriculares “del futuro”. Pero la firma coreana creadora de la clásica gama Galaxy sigue siendo demasiado potente, demasiado fuerte como para no dejar atrás al resto de marcas. Por eso, nos hemos puesto manos a la obra y hemos tenido una primera toma de contacto con sus dos nuevos terminales, Samsung Galaxy S7 y S7 Edge.

La gama más premium de Android se llama Galaxy

Si estás buscando un terminal asequible, “barato”, que se acomode a un presupuesto ajustado, es más que probable que sepas que ninguno de estos dos terminales va a cumplir con esa premisa. Nos encontramos en el otro lado del tablero, en ese terreno donde nosotros, los usuarios, estamos dispuestos a pagar un “plus”, algo más de lo que teníamos en mente en un principio, pero siempre que estemos delante de algo que justifique ese coste extra.

La gama Galaxy S7 se encuentra en esa parte del tablero. Sus materiales, tanto aluminio como cristal, las curvas que el S7 Edge muestra con gran descaro pero que incluso el S7 muestra en su parte posterior. Su pantalla, uno de los mejores paneles sino el mejor panel que podemos ver ahora mismo en ningún terminal, con una resolución que si bien puede justificarse para el modelo S7 Edge, parece incluso ridícula sabiendo que nuestro ojo humano es limitado a esos niveles de píxeles en pantalla. Los colores, el brillo, todo se muestra realmente bien.

Sus cámaras, que ya el curso pasado nos dejaron muy buenas sensaciones (personalmente sigo pensando que es la mejor cámara que el año 2015 nos ofreció en cuanto a móviles se refiere) y que este año ha mejorado precisamente en el apartado donde todos cojean, las escenas con poca luz, ya sea de noche o dentro de nuestra cosa por ejemplo. Un enfoque rápido, una aplicación sencilla, aunque todo sea dicho, no demasiado bonita. Además cuenta con un sensor de huellas dactilar muy veloz que si pulsamos dos veces nos llevará directamente a la cámara.

Está bien, todo esto por si sólo puede justificar un precio elevado, hablamos de las especificaciones más potentes que podemos ver a día de hoy, y un diseño muy atractivo, pero queremos seguir buscando excusas para poder comprarlo. Nuestro cerebro es así, si no nos sobra el dinero, tenemos que tratar de darnos la mayor cantidad de razones posibles para convencernos de que esto no se trata de un capricho, de que realmente “lo necesito”. Samsung añade protección IP68 para agua y polvo, y permite que a sus 32 GB de almacenamiento interno, ahora incorporemos también una ranura para micro SD, algo que nunca debió de caer en el olvido.

¿Justifican estas especificaciones 719 u 819 euros? Si. Y no. Probablemente, a falta de poder analizarlo en profundidad, algo que sin duda haremos lo antes posible, estemos delante nuevamente de los mejores terminales del año. Llegará el iPhone 7, nuevos productos de LG, los mejores terminales de Huawei, y la enorme cantidad de terminales chinos que seguirán llegando con mejores prestaciones, pero la realidad es incuestionable, son de lo mejor que podremos llevarnos a la mano.

El problema llega en el momento en que fabricantes como bq, Xiaomi, OnePlus, presentan modelos tan suculentos como el bq Aquaris X5 Plus. Bonito, barato, y con un rendimiento sobresaliente en prácticamente todos los apartados. No llegan al “top” en muchos de ellos, pero el equilibrio general es envidiable. El clásico debate aún no se ha solventando, de hecho, dudo mucho que en algún momento cercano pueda hacerlo. Tendremos que seguir buscando en páginas, en vídeos, comparando con nuestros amigos, y comprobar si realmente un terminal “premium” como los Samsung Galaxy S7 valen el precio que piden por él.

9 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here