Inicio Actualidad Los SMS buscan modernizarse, pero ya ha pasado su momento

Los SMS buscan modernizarse, pero ya ha pasado su momento

0
Compartir

Lo que fue en su día el producto estrella de la telefonía móvil, por el SMS, ha visto como en los últimos años los servicios de mensajería instantánea los han dejado en el más absoluto de los ostracismos. Hoy en día ya son pocos los que lo utilizan a diario, más allá de alguna vez ocasional, y su caída ha perjudicado a las operadoras que ahora tratan de frenarla desesperadamente.

Para ello, en el marco del MWC 2016, operadoras como Vodafone, Orange o Deutsche junto a Google y a la GSMA quieren que el protocolo RCS entre en vigor cuanto antes para así poder modernizar los vetustos SMS.

¿Qué es el RCS? Bajo estas siglas está el protocolo Rich Communications Services, algo así como servicios de comunicación enriquecidos en español, un estándar de comunicaciones que tiene como objetivo sustituir a los SMS y que permite conservar la gran ventaja de la mensajería tradicional, no necesitar conexión a internet, con las grandes ventajas de la mensajería instantánea. Es decir, llevar lo que ofrecen aplicaciones como WhatsApp o Telegram a los SMS. De este modo podríamos disfrutar de cosas como los grupos, compartir ficheros o el clásico check de la lectura de mensajes.

SMS iPhone

De este el objetivo de las operadoras es retomar el control de este servicio, que ahora recae en empresas como Facebook con WhatsApp y Messenger, contando con el soporte de Google. Curioso esto último, cuando hasta hace dos días Google era el malo de la película y operadores como Movistar queriendo cobrar por el uso de su red.

De momento este nuevo estándar solo estará disponible en smartphones Android, quedando fuera de la ecuación Apple o Windows Phone. Pero, personalmente, creo que ya es tarde. No creo que sea fácil volver atrás y dejar de usar aplicaciones tan presentes en nuestro día a día como WhatsApp y menos si lo que se ofrece no es nada con lo que este tipo de aplicaciones no cuente.

Las operadoras no vieron, o no quisieron verlo, el auge de este tipo de servicios y ahora tratan a la desesperada de recuperar parte del protagonismo y volver a tener el control sobre la mensajería pero ya es tarde, el momento de los SMS ya ha pasado, por mucho que se modernicen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here