Por si había dudas, Apple lo vuelve a confirmar: cerrar aplicaciones no...

Por si había dudas, Apple lo vuelve a confirmar: cerrar aplicaciones no ahorra batería

0
Compartir

En nuestra serie de mitos sobre el ahorro de batería, uno de ellos, quizás el más importante o más expandido entre los usuarios es el de cerrar aplicaciones en segundo plano para ahorrar batería. Una práctica que quizás funcione más como un efecto placebo, “llevo toda la semana cerrando apps que no uso en segundo plano y la verdad es que noto que la batería me dura más”, que como algo valorablemente objetivo.

De hecho, son muchas las empresas que se han sumado a desmentir este mantra, y uno de los artífices actualmente en iOS ha salido a la palestra para enfatizar aún más su negativa. A la pregunta de si Tim Cook suele cerrar las aplicaciones en segundo plano, Federighi contestaba rotundamente, “No y no”.

Apple nos dice,

“Cuando pasamos a una aplicación diferente a la que estamos usando, algunas apps permanecen activas durante un período corto de tiempo antes de que entren en estado de “suspension”. Las apps que están en este estado de suspension no están activas, ni abiertas o consumiendo recursos del sistema”.

iphone 6s

Una explicación que ciertas personas ponen en tela de juicio cuando incorporamos las variables de localización, aplicaciones que solicitan permisos para poder saber nuestra ubicación. Por ello, es importante entrar en los ajustes de cada aplicación y conocer qué permisos está solicitando para saber si realmente estamos permitiendo que, de tanto en cuanto, se active para poder conocer rapidamente ese dato al sistema.

No obstante, parece claro que el usuario que tiende a cerrar compulsivamente las aplicaciones en segundo plano, lo haría más por estética y orden, para poder acceder rapidamente a las aplicaciones que de verdad va a estar usando a menudo, que de otra cuestión propiamente técnica y objetiva. No mejoramos la batería, nos guste o no, eliminando estas apps en segundo plano. La mejora de la batería tendrá que conseguir un nuevo aliado.