El grupo FIAT le hace la pelota a Apple, porque quieren ser...

El grupo FIAT le hace la pelota a Apple, porque quieren ser ellos quien fabriquen el Apple Car

2
Compartir

Cada vez que escuchamos a un fabricante de automóviles hablar del Apple Car, se les llena la boca diciendo que una compañía que hace teléfonos móviles y ordenadores no está preparada para crear las infraestructuras necesarias que requieren fabricar un coche. Y es verdad que hacer un coche no es tan fácil como un iPhone, sobretodo por la cantidad de trabas administrativas y fábricas que hay que crear; aunque el dinero no es algo que le falte a Apple.

Sea como sea, es curioso ver cómo casi todas las marcas de coches han hablado de este tema, a pesar de que en Apple ni siquiera se habían pronunciado hasta hace unas semanas, donde dijeron que solo estaban explorando el mundo de los coches, pero que eso no significara que fueran a adentrarse a crear uno.

Pues bien, hoy como honrosa excepción ha aparecido Sergio Marchionne, el CEO de Grupo FCA (FIAT-Chrysler Automobiles) ha sugerido que son ellos quienes deberían de fabricar el coche eléctrico que Apple está desarrollando de cara al 2020. El CEO es consciente de la complejidad de fabricar un coche, y que por eso el gigante californiano debería de aliarse con un fabricante que construya el coche bajo las especificaciones que Apple mande.

apple-car

Y es que Marchionne está plenamente convencido de la viabilidad de esta idea. Es un fan de los productos de la compañía y dice comprender su “sintaxis” como marca. Por eso asegura que el grupo FCA trabajaría bajo las especificaciones de Apple; es decir, no sería Apple quien se tuviera que adaptar a FCA, sino al revés.

Apple tiene un idioma, y tienes que hablarlo. Habitualmente, esta industria muestra cierta arrogancia dicen saber hacer coches. Pero esto no ayuda, porque la sintaxis de Apple vale más que nuestra habilidad para fabricar automóviles.

Esta es una prueba más de que la industria del automóvil está avanzando hacia otro camino que va más allá de vender movilidad en vez de coches. Y FCA junto con Apple podrían llegar a crear un producto realmente revolucionario y tecnológico, a años luz de su competencia, si son capaces de ofrecer cada marca lo mejor de sí.