Inicio Análisis Hemos probado la realidad virtual con HTC Vive Pre, una experiencia única...

Hemos probado la realidad virtual con HTC Vive Pre, una experiencia única hasta la fecha

12
Compartir

Desde un primer momento he sido uno de tantos usuarios reacio respecto a los dispositivos de realidad virtual. Incluso hace unas horas Mark Zuckerberg, a quien pude ver en vivo en el evento de Samsung en Barcelona apostando también por la Gear VR del fabricante coreano, acaba de afirmar hace tan solo unos momentos que el despegue de la realidad virtual tardará diez años en despegar.

Sin embargo, todo cambió tras probar las HTC Vive Pre, creo bajo mi punto de visto que no se demorará tanto; incluso los primeros datos me dan la razón, ya que, según HTC, ya han vendido quince mil unidades en tan solo diez minutos. ¿Quieres conocer por qué cambió mi perspectiva? No te pierdas mi primeras impresiones del kit de realidad virtual del fabricante taiwanés.

Quiero comenzar destacando lo increíble que fue la experiencia, a pesar de tratarse de una demo que duró alrededor de minutos, y que personalmente se me hizo incluso más corto. El stand de las mismas se situaba delante del de HTC, en el que había diversas zonas donde probar posiblemente diferentes demostraciones con las HTC Vive Pre, la versión preliminar a la definitiva que será lanzada este mismo año.

HTC VIve

Mi experiencia con el equipo tuvo lugar en una habitación, más o menos privada, ya que la parte delantera estaba abierta, con un pequeño pasillo que colindaba con las cortinas donde se realizaba otra demo. En la rincón derecho se encontraba el trabajador de HTC con un ordenador y en las esquinas de la misma se situaban dos pequeños sensores, los cuales eran sensibles a la luz, ya que tras tomar una fotografía con flash mientras lo realizaba mi compañero dejaron de funcionar por un momento.

Primero me mostraron los mandos del equipo, con una forma extraña en la parte superior, pero cómodos en la mano, con una textura suave y ligeros. Los mismos disponen de un gran touchpad circular y dos botones, el superior un poco lejos a la hora de acudir al mismo, y otro inferior, el cual tras dos pulsaciones aparecerá un menú.

En la parte superior, cuenta con unos cascos, muy cómodos y que además ofrecían un buen nivel de audio. Así como unas gafas, que aunque un primer momento se hacían ligeras y cómodas, a medida que avanzaba la demo pude comprobar que no lo eran tanto, ya que incluso en un momento tuve que parar para colocarlas porque mi nariz se resentía por su peso.

Una vez equipado y tras unas primeras explicaciones sobre el funcionamiento de los mandos, comencé a caminar por la habitación para conocer los límites por donde podía moverme, mediante una cuadrícula en color gris que no mostraba el final, pero que al acercarte al límite mostraba otra cuadrícula en color verde.

A continuación, aterricé en la proa de un barco hundido en mitad del océano. Una experiencia formidable gracias al nivel de detalle de los objetos y animales que podía ver frente a mi. Destacar sobre todo el momento de la ballena que se paró delante de mi unos segundos antes de continuar su camino.

Tras unos minutos totalmente sorprendido, la demo continuó con un juego en el que disparar a pequeños robots utilizando el gatillo del mando de la mano derecho, y protegiéndome con un escudo que aparecía mediante un gesto con el mando de la mano izquierda. Y finalmente, la última experiencia fue con un programa que permite dibujar en el espacio de toda la habitación.

Aunque no habéis podido comprobar en el vídeo lo que yo veía a través de las gafas, os puedo asegurar que fue increíble gracias al nivel de detalle y al sonido que ofrecen las HTC Vive Pre. La experiencia me dejó sin palabras y aún hoy lo recuerdo como la mejor experiencia vivida en el Mobile World Congress 2016. Un futuro muy prometedor para un formato de producto que puede revolucionar nuestra vida, si sigue el camino que todos esperamos.

12 Comentarios

  1. […] Dejar atrás el apellido “One”, si es de hecho algo que acaba siendo oficial, supone para HTC tratar de cambiar el rumbo de sus terminales. Romper con una “marca” que ha sido potente y de mucha calidad, pero que o bien llegaba tarde o no aportaba nada nuevo como reclamo frente a lo que sus rivales ya habían ofrecido. Tener delante a Samsung, Apple, LG, Huawei o Xiaomi no es un camino de rosas, seas quien seas, y a HTC le ha pasado una enormene factura, tanto que su sección de móviles podría estar a punto de desaparecer en favor de una apuesta rotunda por la realidad virtual con sus HTC Vive, que ya hemos podido probar. […]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here