Adios a las náuseas que puede generar la realidad virtual con este...

Adios a las náuseas que puede generar la realidad virtual con este nuevo invento de Samsung

1
Compartir

2016 parece que será el año de la realidad virtual, y Samsung quiere estar segura de ser una de las protagonistas de ello. Por eso sigue haciendo méritos para mejorar esta tecnología y hacerla lo más cómoda para los usuarios. Una de las consecuencias de estar un rato usando unas gafas de realidad virtual pueden ser mareos.

Pues bien, en Samsung han creado unos auriculares que nos dan una sensación más natural de movimiento, y que mitigan este problema. Se llaman Entrim 4D, y vienen de la factoría C-Lab de Samsung. Son el complemento perfecto de las Gear VR, y ofrecen una experiencia audiovisual perfecta, sumando el movimiento.

Samsung usa un nuevo método para recrear este efecto: engaña al cuerpo enviando impulsos eléctricos a un nervio auditivo. A este método lo llaman Simulación Vestibular Galvánica (GVS), y tiene tanto de científico que parece ciencia ficción.

Realidad virtual de Samsung

En resumen, estos auriculares tienen unos electrodos que envían impulsos al son de los movimientos en la realidad virtual. La persona siente la sensación de que está inmersa en la pantalla incluyendo la capacidad de sentir la dirección y velocidad del movimiento.

Esta técnica se usa en medicina para recuperar el equilibrio en pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, pero en realidad virtual, resuelve el otro problema: el mareo por movimiento. Somos conscientes de que la realidad virtual puede desorientarnos un poco, y por eso más del 80% de las personas que la disfrutan se sienten un poco mareados al rato.

Otros fabricantes han intentado combatir este problema, como Valve. En sus gafas Vive creadas con HTC, han solucionado los mareos, aunque aún está por demostrar. Lo mejor de la solución de Samsung es que no es invasiva y parece efectiva. Ahora solo nos falta saber la fecha de lanzamiento y el precio al que decidirán sacar estos auriculares.