Inicio Análisis Sony Xperia C5 Ultra Dual, análisis

Sony Xperia C5 Ultra Dual, análisis

0
Compartir

Estoy aquí otro día más para traeros otro análisis con vídeo, en este caso vamos a hablar de uno de los terminales más particulares y orientados a un sector concreto de todo el mercado de Android, y seguramente del mundo de los smartphones en este inicio del 2016. Se trata de una creación de Sony, en concreto el Sony Xperia C5 Ultra Dual, un terminal muy grande, pocos terminales encontramos en las estanterías con 6 pulgadas y que tiene un diseño bastante bien conseguido por parte de la marca nipona, con unas características muy suyas y que hacen de este Sony Xperia C5 Ultra Dual un terminal “bonito” –entendiendo que eso siempre es subjetivo–.

Buenos materiales, pero algo grande y resbaladizo

Antes de nada vamos a hacer un pequeño repaso por su diseño, tenemos 6 pulgadas, con lo que eso supone a nivel de tamaño y peso, y en ese punto, Sony ha mejorado mucho en los últimos años, habituados a que la marca oriental tuviera problemas con unos marcos excesivos, aquí lo tenemos bastante controlado, marcos laterales ínfimos, un superior bien aprovechado ya que cuenta con una gran cámara e inferior, aceptable, por ese altavoz frontal que tanto nos gusta. Es cierto que quizás si nos ponemos exigentes se podían haber ahorrado unos milímetros, pero la realidad es que a nivel de diseño, está bien conseguido.

Sony Xperia C5 Ultra

Los materiales están bastante bien trabajados, bordes metálicos, con un acero quemado bastante elegante, una tapa trasera con un acabado muy fino y muy agradable a la mano. Los botones no me han transmitido muy buenas sensaciones, poco recorrido y muy pequeño el control de volumen y bastante incómodo el del disparador, no es muy cómodo el método en dos fases que tiene, bastante mejorable –eso sí, los acabados de los mismos son fantásticos–.

En el aspecto multimedia tenemos dos aspectos que valorar, la pantalla de 6 pulgadas con resolución Full HD de tipo IPS funciona bien, como siempre Sony en este Sony Xperia C5 Ultra Dual monta potenciadores de color –el más típico el Bravia Engine– y en algunos casos nos ayuda a mejorar las calidades en vídeo y foto, ya que es posible que el panel sea un poco “pálido” en algunas situaciones. Por lo demás, buen brillo máximo, buenos ángulos de visión y buena respuesta táctil. El sonido correcto, la calidad mejorable, pero a frente otros modelos este Sony Xperia C5 Ultra Dual tiene el altavoz en la parte delantera y eso mejora mucho la experiencia sonora.

Cámara delantera de 13 megapíxeles, su factor diferencial

Sony Xperia C5 Ultra

Le llega el turno a uno de los factores diferenciales de este Sony Xperia C5 Ultra Dual, las cámaras, en este caso tenemos dos sensores CMOS ExmorR de 13 megapíxeles, sin duda una gran sorpresa tener ese sensor también en la cámara delantera, y ambas con flash LED, más grande el frontal que el trasero. En general, la experiencia de las cámaras es satisfactoria, pero si analizamos cada una de ellas por separado, la delantera es excelente, con una f/2.2, funciona bien, quizás tenemos mejores cámaras delanteras a nivel de rango dinámico o colores, pero el rendimiento es muy bueno en general.

La trasera, con una f/2.0 –aunque es igual–, es mejorable, ahí tenemos experiencias mucho mejores con precios parecidos, rango dinámico, nitidez y detalle en general bastante mejorable, no es una mala cámara, pero esperaba más desde un primer momento. La aplicación funciona bien, aunque el modo manual me parece un poco curioso, ya que tenemos que ir a los ajustes para modificar los parámetros, no tenemos acceso desde la propia página de la aplicación, las demás funciones van bien y tenemos bastantes “extras” a nivel de retoque, modificación de fotografías e incluso “realidad virtual”, con pequeños añadidos y otras funciones descargables.

El rendimiento y la batería, esperábamos un poco más

Sony Xperia C5 Ultra

Para finalizar todas las partes del análisis vamos a lo que más interesa al final, ¿cómo funciona el Sony Xperia C5 Ultra Dual? Cuando me toca probar un producto, lo conozca o no, intento no mirar mucho sus especificaciones y/o su precio para recibir unas “primeras impresiones” sobre el producto, y no sobre su precio o sobre sus características, y aquí la verdad es que tengo que ser sincero y advertir, que las primeras sensaciones no fueron muy buenas, y la últimas no mejoraron demasiado. La verdad es que después de esas primeras impresiones, intenté investigar un par de cositas, y todos mis temores se confirmaron, el procesador MediaTeK que monta este Sony Xperia C5 Ultra Dual no está a la altura de lo exigido en un terminal de esta gama.

En el día a día la verdad es que no tenemos graves problemas de rendimiento, siempre y cuando “hagamos las cosas de una en una”. Si intentamos abrir un par de aplicaciones exigentes y cambiar de una o otra, o tenemos varias aplicaciones abiertas en segundo plano, el Sony Xperia C5 Ultra Dual sufre. Sin duda el rendimiento es bastante limitado cuando le exigimos, no sé hasta que punto si con una versión mejorada de Android podríamos obtener unas sensaciones mejores y el smartphone podría llegar a ir más fluido.

Sony Xperia C5 Ultra

En ese sentido, seguramente el hecho de tener Android 5.0 Lollipop no es demasiado bueno para el rendimiento en el día a día, las últimas versiones de Android por encima de todo lo que han recibido es un aligeramiento en las necesidades y un extra de fluidez –con la consiguiente mejora de la eficiencia energética–. Tampoco es que el rendimiento sea horrible todo el tiempo, pero sí que tenemos caídas en algunos momentos puntuales bastante marcadas, llegando a reiniciarse el smartphone en tres ocasiones –en el vídeo, grabado hace unos días, comento que me ha pasado una sola vez, pero ya ha repetido–. Por lo demás, sin estas bajadas, incluso algunos juegos exigentes y la navegación web en sitios pesados, es aceptable.

La batería también es otro punto que se ha visto afectado negativamente por esos dos factores, Android 5.0 Lollipop y el procesador elegido, los datos son mejorables, menos de 3000 mAh en una pantalla de 6 pulgadas con resolución Full HD no auguran cosas buenas, pues al final era bastante previsible, llegar a las 3 horas de pantalla es una quimera, difícil, y con usos muy concretos, la mayor parte de las veces lo que he conseguido, ha sido llegar a las 5/8 de la tarde –desde las 8 de la mañana– con un 20% de batería y unas 2 horas de pantalla. En algún uso concreto, conexión Wi-Fi y redes sociales –tampoco exigiéndole mucho al terminal– un poco más de 3 horas con el 100% de la batería. Para mí ha sido una experiencia global mala en el tema de la autonomía, pero supongo que habrá algunos usuarios para los que eso sea suficiente.

Conclusiones del Sony Xperia C5 Ultra Dual

Sony Xperia C5 Ultra

Durante todo el tiempo que he podido probar este Sony Xperia C5 Ultra Dual me ha dado una impresión, y es que es un terminal grande pensado para aquellos a los que les encante hacerse selfies, si no buscas eso, este Sony Xperia C5 Ultra Dual poco te va a aportar en tu día a día que no te puedan ofrecer otros terminales de otros fabricantes –y del propio Sony– por precios parecidos. Es cierto que es complicado llegar a las 6 pulgadas en el mercado actual, así que por ese lado, si algunos buscan un terminal grande con unos buenos acabados, y prefieren ir a las marcas tradicionales de electrónica como Sony, este Sony Xperia C5 Ultra Dual es una buena opción.

La cámara delantera es otro de los factores importantes, de lo mejor del mercado y la cámara trasera se defiende, aunque he tenido experiencias globales mejores. Lo peor, sin ninguna duda la batería, el rendimiento tampoco es que sea una maravilla, pero para un usuario medio le servirá en la mayor parte de ocasiones.

Sony Xperia C5 Ultra

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here