Inicio Actualidad La venta de tablets muy por debajo de lo esperado, ¿acabarán los...

La venta de tablets muy por debajo de lo esperado, ¿acabarán los móviles con este mercado?

1
Compartir

El primer iPad en llegar al mercado no fue la primera tablet, una pantalla en la que todo los componentes ya estarían incluidos en su chasis y que podríamos usar para entretenernos o incluso, con la llegada de aplicaciones potentes, para trabajar. Han pasado más de 5 años desde entonces para un tipo de producto cuyo uso no estaba tan claro como el del teléfono móvil, pero que gracias a productos como los de Apple pareció consolidarse como compañero de viaje de nuestros smartphone.

La “era Post-PC” ha estado llegando desde entonces, suponiendo un declive del ordenador frente al móvil y las tablets, ahora también los convertibles como unión entre una tablet y un portátil, pero la realidad es que aún usamos nuestros ordenadores cuando necesitamos un mínimo de productividad. Y con la llegada durante los últimos años de dispositivos de 5 pulgadas o más, con cifras importantes en todo el mundo, la relevancia de las tablets, sobre todo de las que están por debajo de las 9 pulgadas, ha ido menguando, tal y como señalan desde Re-code.

Las cifras que se presentan en 2015 son 196 millones de productos tablets vendidos, cuando las expectativas hace 5 años era de 100 millones más, es decir, 300 millones de dispositivos tablets vendidos en el mercado. El gráfico en las ventas de iPads por parte de Apple lo hacen evidente, existe una caída en sus ventas, y las razones son varias.

Ventas tablets y ipad

¿Por qué está cayendo este mercado?

En primer lugar, tal y como apuntaba Tim Cook, una tablet es un producto que no tiene porque ser sustituido cada año como si parece ocurrir con los móviles. Es un producto que al cabo de la semana puede tener menos uso que un smartphone y ello implica que no tengamos la necesidad de cambiarlo con tanta regularidad. Podríamos decir que lo sustituimos menos que un móvil, pero más que un portátil, cuya duración suele pasar de los 4 años. Un producto como iPad Air es una tablet realmente sólida, duradera y que cuenta con las últimas optimizaciones de las versiones de iOS cada año, por lo que su actualización no se hace al mismo nivel que los nuevos iPhone o dispositivos Android que puedan costarnos menos de 200 euros, por poner como ejemplo.

La segunda razón también pasa por los dispositivos móviles, y es que el considerable aumento de pantalla en los últimos años ha provocado un descenso en el uso de tablets pequeñas, pero también de tablets en general. La aplicación más conocida de lectura de webs y artículos en cualquier tienda de aplicaciones, Pocket, ya anunciaba con la llegada del iPhone 6 Plus que el consumo de este tipo de aplicaciones se había reducido mucho en tablets con la llegada de este dispositivo.

familia iPad Pro

En último lugar, la llegada de convertibles y dispositivos 2 en 1 ha provocado que el uso de una tablet “clásica”, sin contar con un teclado bien adaptado y pensado para ser usado diariamente y simular una experiencia de ordenador, tengo menos sentido. Con una tablet Surface Pro podremos consumir contenido en formato tablet (de acuerdo, no con la misma comodidad que un iPad Air 2, por su peso) y además podremos tener un ordenador en el mismo paquete. El precio de este producto es elevado, pero la expectativa de los fabricantes por este mercado está creando competencia, y por ende, la caída de precios progresiva.

Como veis, son tres los frentes que el sector tablet tiene que atajar, y las soluciones no parecen fáciles. Quizás el paso al convertible como los iPad Pro sean el único camino dentro de un par de años, y aparte del trabajo de desarrolladores para conseguir aún mejores aplicaciones y usos, serán los propios desarrolladores de los sistemas operativos los que permitan que las tablets actuales puedan ser más empleadas o no.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here