Inicio Actualidad ¿Cuál es la mejor forma de pedir perdón?, la ciencia acaba de...

¿Cuál es la mejor forma de pedir perdón?, la ciencia acaba de ayudarnos a descubrirlo

0
Compartir

¿Cuántas veces has tenido que pedir perdón en tu vida, hayas sido tú el causante o no de una ofensa? ¿Y cuántas de esas veces no has conseguido que te perdonen como tu esperabas? Somos seres emocionales, sociales, cerebrales y empáticos, y como tales tenemos nuestras fortalezas y también nuestras carencias, obviamente. No somos perfectos y ello implica cometer a menudo errores, a los que además debemos sumar el hecho de la conciencia y el remordimiento, que puede hacer que nuestras noches sean verdaderos cultivos de insomnio.

Si estás en esta situación seguro que te alegra saber que acaba de ser lanzado un estudio de la Ohio State University con un grupo de personas participantes cercanas a las 800 donde se recogen los puntos y las claves más importantes para pedir perdón de la mejor forma posible. Son los siguientes:

  • Mostrar expresión de arrepentimiento

  • Explicación de qué fue lo que se hizo mal

  • Conocimiento de responsabilidad

  • Declaración de arrepentimiento

  • Ofrecer una forma de arreglarlo

  • Solicitar el perdón

Cómo pedir perdón

Si nos paramos a verlos detenidamente, son pasos todos ellos evidentes, pero este estudio demuestra que si se llevan a cabo todos y cada uno de los puntos anteriormente citados, las probabilidades de conseguir el perdón de la otra persona ofendida se elevan notablemente. Los dos puntos que han demostrado ser más eficaces son el conocimiento de responsabilidad y ofrecer una compensa.

Además, y aunque ello no se recoge en el propio estudio, el contacto físico o visual podría incrementar las posibilidades de éxito al seguir todos estos puntos, no por nada la comunicación escrita sigue dejando que desear en buena parte de las situaciones donde nuestras emociones se ven envueltas. Si desconocías la importancia de todas estas acciones, os sugiero que toméis nota, nunca se sabe cuándo podríamos necesitar recordarlas en un futuro no muy lejano.

Fuente | The Ohio State University

Vía | Cnet

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here