Inicio Actualidad ¿Qué esperan los desarrolladores del nuevo Apple Watch 2?

¿Qué esperan los desarrolladores del nuevo Apple Watch 2?

1
Compartir

Los rumores sobre una posible presentación del Apple Watch 2 en el evento de desarrolladores WWDC de Apple no se han hecho esperar, aunque no sea un evento dedicado al lanzamiento de productos hardware y sí a nuevas versiones del sistema operativo, es más que probable que Apple decida hacer uso de esta conferencia para dar el impulso necesario al Apple Watch.

Un reloj inteligente que puede marcar la diferencia en cuanto a sistema operativo adaptado a relojes frente a otros rivales, pero sobre todo porque llevar el sello de Apple es una marca realmente potente a día de hoy. Aún así, algunos desarrolladores ya han dejado caer sus esperanzas para el nuevo Apple Watch 2, y la mayoría de ellas parecen asumibles para una empresa del calibre de Apple.

Más rapidez, mejor batería y diseño, y más independencia del iPhone

La principal razón para la expectación de este grupo de personas es poder ver cómo ha aumentado la rapidez del dispositivo al lanzar y cambiar entre aplicaciones. El retraso tras abrir por primera vez una aplicación que sincroniza los datos con el iPhone no provoca la experiencia más fluída posible, y aunque la llegada de aplicaciones nativas ha supuesto una mejoría notable, parece ser que aún no es el nivel esperado.

Apple Watch frontal

Unido a este punto llega el apartado de la independencia de este producto con respecto al móvil que le acompaña. Samsung ha sido uno de los pioneros en tratar de desligar un dispositivo del otro y que sea más que un complemento, aunque en el mercado se sigue viendo como algo parecido, un “extra” para nuestro móvil. Por ello, capacidad para redes de datos móviles propia cuando estemos fuera de casa o de una red Wi-Fi parece ser uno de los motivos de peso para estar atentos a la posible llegada de este Apple Watch 2.

Por último, y posiblemente lo más viable, es su diseño. Ayer mismo os contábamos los últimos rumores que llegaban alrededor de este producto, y parece ser que la reducción de un 40% de su grosor es una opción que ya se habría contemplado en los despachos de diseño de Apple. Ello, unido a una mejor gestión y duración de la batería, provocaría un atractivo superior de cara a los usuarios y el mercado, que ahora sí podría pasar a rendirse al smartwatch de Apple, sin perder de vista, claro está, a Android Wear y se ejército de fabricantes.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here