Inicio Actualidad Balas de metal líquido y sandías, combinación explosiva en este video

Balas de metal líquido y sandías, combinación explosiva en este video

0
Compartir

Parece que hoy está más de moda que nunca subir videos a YouTube donde los protagonistas no tienen ni un atisbo de duda a la hora de destrozar dispositivos como smartphones o tablets, solo por el gusto de experimentar, de comprobar su resistencia o de divertirse. En muchos de esos casos, aunque yo personalmente no llegue a entenderlo, podemos comprobar con nuestros ojos cual es la resistencia a los impactos de dichos dispositivos.

Como muchos de vosotros ya sabréis, el plomo es un metal relativamente blando, y el hecho de que se deforme en el impacto es lo que convierte las balas de plomo en algo tan mortífero. Se expande dentro de cualquiera que sea su objetivo llegando a causar más daño a la zona circundante.

Los chicos de The Backyard Scientisty parece que no tienen límites a la hora de hacer destrozos en la fruta y ahora que ha pasado un tiempo desde que este grupo de amigos se pusiese manos a la obra para derramarle aluminio fundido a una sandía por encima, esta inocente fruta vuelve a enfrentarse a una dura prueba de la que muy difícilmente saldrá con vida. Veamos como funciona este experimento y cual es la suerte que corre la víctima elegida para pasar este nuevo test.

metal-liquido-balas-sandia

En esta ocasión no se han andado por las ramas y han cogido una pistola, han introducido una bala de punta hueca pero rellena de metal líquido y han ido directos al grano. Lo cierto es que el resultado es muy espectacular y nos deja ver la enorme fuerza de impacto que pueden llegar a tener este tipo de materiales al ser disparados con la suficiente fuerza.

Te puede interesar: Un robot enseñando a niños a programar, el último experimento de Harvard

Previamente tuvieron que hacer un test disparando dentro de una pecera con dos balas diferentes, aunque los metales más blandos y deformados se expandieron mucho más rápido que el plomo, el cual se pudo ver bajo el agua en una especia de explosión con forma de hongo. Pero debido a su energía cinética se gastó casi de inmediato y el poder de penetración era considerablemente menos intenso que con balas tradicionales.

Tal y como apuntan desde Gizmodo, para poder crear unos proyectiles dignos para este experimento han hecho falta** materiales como el potasio y el sodio**. Tal y como han aclarado los chicos de The Backyard Scientist, los metales blandos se expanden enormemente cuando encuentran una oposición sólida en su trayectoria, por lo que el resultado del video es sencillamente espectacular.

¿Que te parece el resultado de este experimento?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here