SpaceX lo vuelve a hacer, el Falcon 9 aterriza en el barco...

SpaceX lo vuelve a hacer, el Falcon 9 aterriza en el barco autónomo

0
Compartir

Una vez mas SpaceX lo ha vuelto a hacer y ha asombrado al mundo con una nueva pericia. Y es que el cohete Falcon 9 ha vuelto a aterrizar sobre la plataforma autónoma que se encuentra en mitad del océano de una manera perfecta y sin sufrir ningún tipo daño. Pero tenemos que recordar que ya es la tercera vez que lo consiguen, por lo que ya tienen cierta experiencia en realizar este tipo de maniobras.

La primera vez que se llevó a cabo el aterrizaje de este cohete fue sobre tierra firme, pero hace unas semanas SpaceX consiguió, por fin, aterrizar perfectamente el Falcon 9 sobre una barcaza que funciona de una manera totalmente autónoma y va corrigiendo su posición en todo momento dependiendo de la trayectoria del cohete.

Cabe señalar que en esta ocasión la misión principal del Falcon 9 era poner en órbita el satélite de comunicaciones japonés SKY Perfect JSAT. Lo más curioso es que ni siquiera desde SpaceX tenían muchas esperanzas en que el cohete volviese a la Tierra en perfectas condiciones. Pero ya hemos visto como lo consiguieron la ver anterior y, una vez más, lo han vuelto a conseguir sin que haya ningún tipo de problema.

falcon-9-aterrizaje

Aunque en esta ocasión hay que admitir que las condiciones de esta misión eran algo más complicadas que otras veces, ya que habría una velocidad de vuelta mucho mayor, con más riesgo de sobrecalentamiento y el ángulo de entrada en la atmósfera tampoco sería el ideal para que el cohete entrará de la manera más correcta posible.

Cuando llegó el momento del aterrizaje del Falcon 9, la imagen que se recibía desde el lugar se puso completamente en blanco y todos pensaron que había sucedido un desastre y que el cohete se había estrellado contra la plataforma flotante, pero no. Como si de un truco de magia se tratase la imagen volvió a aparecer y se pudo observar al Falcon 9 perfectamente situado sobre la plataforma con los motores apagados.

No cabe la menor duda de que la maniobra ha sido todo un éxito, algo que también han sentido todos los presentes en la sala, donde incluso los ingenieros presentes en la sede de SpaceX celebraban la gran hazaña conseguida. Una vez más, SpaceX vuelve a dejar otra marca en la historia y seguramente no será la última.

La nueva era de los viajes espaciales ya está en marcha y parece que podría pasar por reutilizar los cohetes de los lanzamientos, algo que permitirá ahorrar bastante dinero. En los próximos meses vendrán más y más lanzamientos y aunque puede que no todos lleguen a ser un éxito, pero seguro que de todos y cada uno de ellos se termina aprendiendo algo importante.