Cómo sacar tu coche del garaje sólo con la voz, es posible...

Cómo sacar tu coche del garaje sólo con la voz, es posible y lo podemos ver en vídeo

0
Compartir

Tener un coche inteligente en nuestro garaje nos da muchas ventajas, qué duda cabe. Vehículos como Tesla Model X, Model S o Model 3, cuyo interior está controlado desde un mismo sistema informático centralizado, nos da la posibilidad de saber cómo está la presión de las ruedas, o el nivel de ciertos componentes, y decidir qué hacer sin ni siquiera tener que ir a la gasolinera de turno.

Pero además hoy vemos una nueva prueba de cómo se puede llegar a “manipular” o hackear para nuestro bien este tipo de coches. En la comunidad Teslarati -ya podéis suponer de qué trata exactamente- uno de sus usuarios ha sido capaz de simplemente con la voz ordenar que su coche salga del garaje y espere, tranquilo, a que su dueño entre por la puerta. Recordemos que los vehículos Tesla ya son capaces de hacerlo, aunque necesitaremos del propio mando y una puerta de garaje que cuente con apertura automática.

Este hombre ha ido un paso más allá en cuanto a comodidad. Imagina que estamos en el salón de casa, con nuestro asistente virtual Amazon Echo escuchando todo lo que decimos -o no- y de repente recibimos una llamada urgente a la que tenemos que acudir en nuestro coche. Mientras nos cambiamos de ropa, podríamos decir, “Alexa, saca el coche del garaje”. Y en cuanto ya estemos listos bajaremos directamente a entrar en nuestro coche y ponernos en marcha a la carretera. Unos minutos muy valiosos, ¿no creeis?

Mediante una API no oficial de Tesla este usuario ha sido capaz de conectar su coche y el asistente virtual dentro de Amazon Echo, permitiendo así aprovechar realmente los productos inteligentes que le rodean.

Obviamente Tesla ya habrá pensado en ello, pero antes de dar pasos oficiales debe asegurarse de que las opciones y novedades que presenta a sus usuarios son totalmente seguras y cumplen con la legalidad. Hasta qué punto una persona puede mejorar las capacidad de su coche mediante software nos obliga a tratar a estos vehículos como los nuevos gadgets, un móvil u ordenador más, eso si, con un precio decenas de veces superior.