Inicio Actualidad ¿Valoras más a tus amigos o a tu móvil?, resultados sorprendentes de...

¿Valoras más a tus amigos o a tu móvil?, resultados sorprendentes de un estudio

2
Compartir

Existentes personas catastrofistas con la tecnología. Por un lado, la tecnología está destruyendo trabajos a un ritmo que no permite que otros florezcan, por ende, llegará un momento en el que sólo los robots trabajarán. Primer argumentos catastrofista.

Segundo argumento, estamos tan obsesionados con el móvil y las tablets que ya ni si quiera hablamos, o no vamos a tener sexo el día de mañana, algo al nivel de la película “Wall-E”, todos obesos en máquinas de transporte comunicándonos mediante pantallas, aunque estemos a un metro de distancia.

Más allá de entrar a valorar dichos argumentos, que en la mayoría de ocasiones carecen de fundamente estadístico, el estudio que ha sido publicado recientemente nos deja ciertas dudas de hacia dónde estamos dirigiéndonos con nuestros móviles. El afecto, el amor, ese ente tan subjetivo hacia nuestros familiares, amigos o mascotas, parece estar cambiando de bando, y dirigiéndose hacia nuestros nuevos amigos con chips, sensores y pantallas.

Gente usando móviles

Según el estudio realizado por las universidades de Würzburg y Nottingham Trent para Kaspersky Lab, el 37,4% de las personas preguntadas daba el mismo orden de importancia, o más, a sus amigos que a sus móviles. El 29,4% hacía lo mismo, pero esta vez con sus padres. Y ojo, que también hay lugar para el amor en la encuesta. Prácticamente el 20% de los encuestados señala que su móvil es igual de importante o más que su pareja.

Sólo el 1,1% aseguró que el móvil es la cosa más importante en su vida, pero es algo tal vez “preocupante” o tal vez lógico, lo desconocemos, el hecho de que el uso continuado del móvil está creciendo, y con ello, no el sentimiento de “amor” por él, pero si la acumulación de cualidades que le atribuimos. Con él leemos, con el podemos ir a comer, encontrar pareja, arreglar nuestra pareja, ver vídeos y películas, jugar, divertirnos, contar chistes… Las posibilidades son ilimitadas, y es precisamente ese “placer”, esa utilidad la que dispara los niveles de importancia de un objeto para las personas.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here