Inicio Opinión ¿Hay vida después de las aplicaciones para móvil, la era “post-app”?

¿Hay vida después de las aplicaciones para móvil, la era “post-app”?

0
Compartir

Desde que llegara el iPhone al mundo, con Steve Jobs dando a luz a uno de los cambios más revolucionarios de la última década, la experiencia de usuario con los móviles, tablets e incluso ordenadores ha pasado por descargar, instalar y usar aplicaciones. Tanto que las tiendas de aplicaciones se han vuelto imprescindibles para cualquier sistema operativo.

Pero estamos empezando a ver un cambio, cierta fatiga a la hora de descargar y buscar nuevas aplicaciones, y eso nos plantea dudas de cuánto puede durar este modelo en el tiempo hasta que veamos una nueva propuesta o alternativa.

Menos aplicaciones, pero más amplias y potentes

carpetas-redondas-ios-4

Según algunos medios especializados, los usuarios descargan 0 aplicaciones nuevas al mes, lo cual no supone un panorama muy alentador para los desarrolladores. Si me fijo en mi propia experiencia, esto se cumple, y es que únicamente descargo aquellas apps que realmente considero necesarias en mi día a día, y ya sea por desconocimiento, por algoritmos de tiendas de aplicaciones ineficientes o por vaguería, esta es la realidad para una gran mayoría de personas.

Por ello, aplicaciones como Facebook están comenzando a ser cada vez más grandes, abarcar más y más espacios. Saben que son aplicaciones que descargamos sí o sí, una de esas fijas en nuestras pantallas de inicio, y ahora pueden ser una red social, una aplicación de mensajería, darnos los buenos días con el tiempo de la semana, ofrecernos noticias, vídeos y todo lo que se nos pueda ir imaginando, incluso bots para comprar.

Las aplicaciones pueden dejar de ser individuales, específicas para una tarea, y comenzar a ampliar sus márgenes para agrupar varias tareas, actividades y necesidades de los usuarios en apps más grandes y potentes. Eso sí, donde los peces grandes se comen a los pequeños.

El futuro es la voz, un único asistente virtual

La otra opción, quizás la más lejana pero más útil y funcional, es el uso de la voz para todo. Si pensamos en nuestro día a día, a pesar de que WhatsApp sea una de nuestras vías de comunicación más importantes, el ser humano se comunica por gestos y por lenguaje verbal, de hecho, ¿cuántas veces hemos decidido llamar a la persona de turno viendo que explicar ciertas conversaciones por WhatsApp iba a llevarnos demasiado tiempo?

Siri mano

Ahora imaginemos que no tenemos que hacer gran parte de nuestras tareas mediante aplicaciones. Si quiero un conductor de Uber, una pizza, entradas para el cine, para el teatro, ir a la terraza del bar de turno el próximo domingo, quizás no necesitemos instalar una aplicación para hacer cada una de esas cosas, sino un asistente que sepa hablar con todos estos servicios y lo gestione a la perfección. Es el ejemplo del nuevo asistente virtual VIV, también de Google Assistant y, según los rumores, podría ser el futuro inmediato de Siri en el WWDC 2016.

La voz y los asistentes pasarán a controlar gran parte de nuestras necesidades de una forma más fluida y organizada, más útil y funcional. No podrán leernos las noticias, ni contarnos los vídeos, quizás no podrán comunicarse mediante WhatsApp con nuestros amigos, pero el resto de aplicaciones podrían obviarse gracias a un asistente que está a nuestro servicio.

Cada vez tenemos más aplicaciones en las tiendas de aplicaciones, cada vez con mayor y mejor calidad, y son éstas las que nos permiten dar utilidad a nuestro móvil. Pero no es un modelo fijo, como pocas cosas en el mundo de la tecnología, y si los usuarios encontramos modelos que funcionen mejor que el modelo de apps, daremos sin problemas la bienvenida a la era “post-app”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here