Inicio Actualidad Si quieres una cámara trasera en tu coche, este es tu invento

Si quieres una cámara trasera en tu coche, este es tu invento

0
Compartir

En algunos países como Rusia, es obligatorio llevar una cámara en el automóvil, grabando de manera continua mientras estamos conduciendo. Estas cámaras han permitido grabar infinidad de momentos curiosos y amables, además de un gran número de infracciones y delitos. En Estados Unidos todos los coches de policía deben llevar cámara, pero, a partir de 2018, esta obligación se va a extender a todos los vehículos fabricados a partir de ese momento. No llevar instalada la mencionada cámara, además de sensores de retroceso, supondrá una sanción para el propietario.

Los fabricantes de vehículos están trabajando para equipar todos sus nuevos modelos con este tipo de aparatos. En el caso de los coches que hayan sido adquiridos con anterioridad tendrán hasta el año 2019 para actualizar sus vehículos a esta nueva norma.

Pensando en los miles de vehículos fabricados en Estados Unidos que no están equipados con esta tecnología, nació la empresa Pearl, compuesta por tres ex-trabajadores de Apple. Estos trabajadores participaron en la creación de iPod y los dos primeros iPhone y, actualmente, se dedican a la fabricación de accesorios para el coche.

RearVision smartphone

La primera creación de esta compañía es RearVision, un dispositivo que se coloca en la matrícula trasera de nuestro vehículo. Este portaplacas integra un sistema de cámaras, sensor y alerta auditiva de retroceso, todo lo necesario para cumplir con la nueva ley aprobada en los Estados Unidos.

Este sistema se conecta a nuestro teléfono móvil a través de Bluetooth. Tendremos que colocar un adaptador en el puerto de diagnostico del coche que, a través del Bluetooth, se enlaza con nuestro smartphone, en el cual tendremos que tener instalada y abierta la correspondiente aplicación, compatible con iOS y Android. Gracias a esta tecnología tendremos a nuestra disposición no sólo un sistema de cámaras, sino un sofisticado sistema de seguridad que nos evitará posibles accidentes.

RearVision deportivo

El adaptador se conecta vía WiFi al portaplaca. Gracias a esta conexión el adaptador detectará cuando se pone la marcha atrás en el vehículo. Esto activará las cámaras, las cuales podremos ver desde nuestro teléfono, y los sensores. Esto hará que podamos ver lo que ocurre detrás de nuestro vehículo y poder evitar obstáculos u otros vehículos cuando estemos circulando marcha atrás. Además, las cámaras detectan movimientos u objetos que se encuentren cercanos a la parte trasera del coche. La aplicación emitirá sonidos cuando detecte objetos o movimiento, sonidos que aumentarán en volumen y frecuencia conforme el objeto se aproxime al vehículo.

El portaplaca está fabricado en aluminio y posee en su interior un procesador Cortex-A5, dos cámaras con resolución HD, acelerómetros y sensores infrarrojos, para detectar movimientos en la noche. Las cámaras poseen un campo visión de 180 grados por lo que podremos observar la parte trasera del vehículo al completo.

RearVision portaplaca

La batería del portaplaca es de 2500 mAh, gracias a la cual prometen una autonomía de una semana con una única carga. La carga de la batería no supondrá un problema ya que el portaplaca monta unos paneles solares, mediante los que se carga de manera automática.

El sistema funciona de tal manera que las cámaras se activan sólo cuando metamos la marcha atrás de nuestro coche. Cuando se superen los 20 kilómetros por hora se desactivarán, con lo que podremos hacer uso de otras aplicaciones durante el trayecto. En el momento en el que volvamos a colocar la marcha atrás para, por ejemplo, aparcar, las cámaras volverán a emitir el vídeo en nuestro smartphone, siempre que tengamos la aplicación abierta.

Sus creadores prometen que el sistema puede ser instalado por los propios usuarios, sin necesidad de requerir la ayuda de un profesional. En este vídeo podemos ver cómo funciona RearVision y lo sencilla que parece su instalación:

Actualmente el sistema RearVision se encuentra disponible para su reserva únicamente en los Estados Unidos. Su precio es de 499 dólares y es compatible con vehículos fabricados a partir de 1996. En el kit se incluye un soporte para el teléfono con el que podremos instalarlo en cualquier lugar de nuestro salpicadero. Esperamos que este interesante sistema llegué a España en un futuro y podamos hacer de nuestro coche un vehículo más seguro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here