Inicio Actualidad Cómo los cerebros de los caracoles pueden ayudar a hacer robots más...

Cómo los cerebros de los caracoles pueden ayudar a hacer robots más inteligentes

0
Compartir

Para los que estéis más habituados a leer artículos científicos, puede que esta noticia no le sorprenda tanto, pero si no es así estoy seguro de que te resultará muy interesante. Y es que según ha revelado un nuevo estudio, parece que el modo en que los caracoles piensan acerca de su alimentación, podría ayudar a diseñar, en un futuro, robots con la capacidad de tomar decisiones propias. Y es que unos investigadores de la Universidad de Sussex han descubierto que las criaturas utilizan sólo dos células del cerebro para tomar decisiones complejas: una celda se encarga de informar al caracol si tiene hambre, mientras que la otra le dice si la comida estaba cerca.

Los científicos, después de conectar unos electrodos al cerebro de los caracoles para medir su actividad, se dieron cuenta de algo maravilloso. La conclusión es que esto podría ayudar a diseñar eficientes cerebros de robots utilizando el menor número posible de componentes y aún así seguir siendo capaces de realizar tareas complejas.

Te puede interesar: Los robots ya casi son humanos, y sino mira de lo que son capaces

El investigador principal, el profesor George Kemenes, añadió que: “esto también nos muestra cómo este sistema puede ayudar a manejar la cantidad de energía que utilizan una vez que han tomado una decisión.” La búsqueda y el consumo de alimentos es un comportamiento sorprendentemente y complejo dirigido a un objetivo que es esencial para la supervivencia.

cerebro-caracol-robots-2

Al parecer, tal y como apuntan los chicos de Egadget, los caracoles son particularmente eficientes en el procesamiento de estas decisiones, algo que los hace mucho más interesantes. Sobre todo si tenemos en cuenta que lo que se busca es la mayor eficiencia con el menor consumo posible.

Es realmente increíble como los avances de la ciencia permiten explorar campos que hasta ahora parecían de ciencia ficción. Lo único que queda por ver es de que manera se aprovechará la posibilidad de usar estos conocimientos y cuales podrían ser sus aplicaciones en un futuro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here