¿Controlar tus gastos con tus hormonas? Descubre cómo lo hacen…

¿Controlar tus gastos con tus hormonas? Descubre cómo lo hacen…

0
Compartir

La tecnología lleva años revolucionando muchos sectores de nuestras vidas, y el dinero es uno de ellos. Ahora, con métodos como las transacciones online, los monederos electrónicos o los pagos a través del smartphone, por ejemplo, entendemos el dinero de manera distinta.

Si bien es cierto que resultan más cómodos en muchas ocasiones, estos métodos de pago también hacen que se gaste más y con menos preocupación. Está demostrado que cuanto menos tangible es el dinero, más fácilmente lo gastamos.

Ese aumento de gastos de una persona cuando hace uso del dinero virtual, se denomina el cashless effect. Algo que es cada vez más habitual porque se están asentando nuevas formas de pagos digitales para que pocas veces tengamos el dinero en nuestras manos.

pagar movil

Pero existen otros factores que pueden conducirnos a ser más derrochadores, como son los niveles hormonales. Esudios científicos han demostrado que nuestras hormonas influyen en cómo gestionamos el dinero. Dependiendo del estado en que se encuentren los niveles hormonales, podemos ser más o menos reflexivos al hacer frente a los gastos.

El estudio de diseño colaborativo Method, se ha puesto manos a la obra para combatir esta tendencia y ayudarnos a poner solución a las decisiones financieras irresponsables.

Daniel Nacamuli, jefe de diseño interactivo de Method, explica que la testosterona y el cortisol tienen efecto en el momento de gastar. Hace referencia a una investigación publicada en Nature, que demostró mediante un estudio realizado a sujetos con actividad en el mercado financiero, la influencia directa del cortisol en la tendencia al riesgo y la responsabilidad de la testosterona en la falsa sensación de optimismo.

Esto llevaba a una seguridad inducida y una creencia irreal en que se darían cambios a mejor. Lo que significa que ambas hormonas, el cortisol y la testosterona, al provocar que los sujetos asuman riesgos innecesarios, desestabilizan la toma de decisiones que influyen en los mercados.

cortisol

Según ha declarado Nacamuli en un portal informativo: Nos inspiramos en los estudios sobre la relación entre los niveles de testosterona y la toma de riesgos, sobre el impacto que tiene asumir esos riesgos en bolsa y sobre cómo todo esto pudo contribuir al colapso económico del 2008″.

El personal de Method, ha desarrollado un par de dispositivos y una aplicación con el objetivo de evitar estas situaciones arriesgadas a los consumidores que, a pesar de no tener relación con la bolsa, lógicamente también tenemos hormonas.

El primero de los dispositivos es un lector de tarjetas, con la particularidad de que toma muestras de sangre cuando el usuario pone el PIN. El segundo es un cepillo de dientes destinado a la recogida de muestras de saliva.

Method lector tarjetas cepillos dientes

De este modo, con las muestras de sangre y las de saliva, se puede conseguir información fisiológica útil para la creación de un historial de hábitos de gasto y conducta en las decisiones, en relación al estado de los niveles hormonales.

Como complemento de ambos dispositivos desarrollaron una app bancaria que analiza los datos resultantes y aporta consejos al usuario para evitar que tome decisiones de riesgo innecesario y erróneas. Los estrógenos son otro tipo de hormonas que provocan un estado anímico influyente en las compras, y sus niveles también son medidos por la aplicación.

Nacamuli argumenta que “registrar las lecturas hormonales con estos dispositivos permite que los datos hormonales se conviertan en la clave para entender los hábitos de gasto del usuario y poder informarle sobre qué decisiones son arriesgadas.

Method App

Gracias a los niveles medidos con estos dispositivos, la aplicación podrá indicar al consumidor que su decisión de compra estaría probablemente impulsada por una excesiva sensación de optimismo provocada por un nivel irregular en las hormonas que la producen. Así, el usuario sería consciente de su propensión al riesgo durante esa jornada.

Además, el equipo de Method, ha diseñado lo que han denominado “El banco de la fisiología”. Se tratará de una organización que estaría detrás de su app. “Esta institución es una mezcla entre una organización médica y una financiera. Los empleados son profesionales híbridos que usan los niveles hormonales del paciente para darle consejos monetarios”, según afirma Nacamuli.

“El banco de la fisiología” constituiría un consultorio donde se idearían estrategias mediante los datos recogidos en las mediciones hormonales. La finalidad sería evitar que los consumidores fuesen irresponsables a la hora de tomar decisiones financieras.

Method Banco Fisiología

Actualmente tanto los dos dispositivos, como la app y el banco, son solamente un concepto que Method ha propuesto. Pero sus argumentos sirven de recordatorio sobre la influencia de las hormonas en nuestras acciones.

Además, debemos tener en cuenta algo que resulta preocupante: esta sociedad consumista intenta a toda costa que gastemos nuestro dinero sin pensárnoslo, nos arrastra a la irresponsabilidad y al descontrol en un mundo que cada vez nos tiene más controlados.