Inicio Actualidad Facebook y Google podrían bloquear los contenidos “extremistas”

Facebook y Google podrían bloquear los contenidos “extremistas”

0
Compartir

Controlar los contenidos de Internet es una tarea complicada, y más si se trata de discursos del odio, pero los sistemas encargados de asegurar el cumplimiento de las leyes de derechos de autor en la red podrían estar expandiéndose para bloquear los contenidos extremistas.

Según informa la agencia Reuters, grandes compañías como Facebook y Google investigan el bloqueo automatizado de contenidos extremistas. Para identificarlos y suprimirlos, podrían estar utilizando los mismos métodos que emplean para el desmantelamiento de contenidos que violan los derechos de autor.

No queda claro dónde se han delimitado las líneas, pero posiblemente los sistemas se están centrando más en los mensajes radicales propagados por las redes sociales. Los líderes europeos y estadounidenses condenan cada vez más el extremismo radical en Internet y tratan de sumar aliados a su lucha.

twitter-no-red-social-2

Muchas de las grandes compañías se han mostrado de acuerdo con la idea de combatir la difusión de este tipo de contenidos. Pero sus definiciones de extremismo y cómo las emplean los sistemas automatizados siguen manteniéndose en secreto. Tanto Facebook como Google permanecen callados al respecto. Hasta ahora, los pesos pesados de la Red de redes han confiado en sus usuarios para marcar los contenidos como ilegales o restringidos.

A principios de este año, Facebook declaró que sus usuarios enviaban a revisión más de un millón de artículos todos los días. Otro gigante, Google, informó que en tan sólo un mes recibió cerca de 75 millones de solicitudes para eliminar contenidos que violaban la Ley de Derechos de Autor de la Era Digital (o DMCA, Digital Millennium Copyright Act).

Por otro lado, Twitter ha estado ocupado en su particular batalla para eliminar cuentas relacionadas con el ISIS, y lo ha hecho a un ritmo vertiginoso: ya van 125.000 cuentas suspendidas desde febrero.

Teclado mano

Sistemas automatizados para bloquear contenidos extremistas

Uno de los ejemplos del uso de sistemas automatizados para clasificar contenidos ilegales es la pornografía infantil. Algunas de las compañías más importantes de la red, como Google, Facebook, Twitter y Microsoft, emplean estos sistemas para identificar la transmisión de este tipo de contenido.

La aplicación de este método para la supresión de contenidos extremistas podría suponer un paso con consecuencias desconocidas y potencialmente graves, puesto que los sistemas que desmantelan los contenidos que violan las leyes de derechos de autor ya trabajan diariamente con ingentes cantidades de información.

El área de contenidos extremistas a delimitar podría constituir un serio problema, puesto que se trata de un terreno delicado cuyos límites son difíciles de marcar y por lo tanto presentan interrogantes. No son sólo zonas blancas o negras, también hay zonas grises, algo que no sucede con materiales fácilmente clasificados como ilegales. Por ejemplo, los contenidos como la pornografía infantil o la piratería son claramente censurados y no presentan las mismas áreas grises que los contenidos extremistas.

Contenidos extremistas Facebook

Además, la identificación secreta y el bloqueo de contenido extremista provocaría nuevas cuestiones sobre la cooperación entre el sector de las compañías privadas y el de los intereses que los gobiernos tienen en la censura. Ambos sectores han intentado durante los últimos años captar a los grandes de Internet y a los proveedores de servicios.

Las principales compañías de la red han mostrado su apoyo y afirman que en este tema, sus intereses están estrechamente ligados a los de los gobiernos que quieren suprimir los contenidos extremistas. Facebook, Google, Twitter y otras compañías ya han acordado trabajar con los gobiernos de los Estados Unidos y Europa para luchar contra la propaganda radical y el discurso del odio.

El año pasado, el presidente francés, Francois Hollande, quería hacer de estas compañías “cómplices” en los crímenes del discurso del odio. Pero este año, Facebook, Twitter, Google y Microsoft, han decidido seguir las regulaciones de la UE que les obligan a revisar y eliminar contenidos en esa línea de odio.

Contenidos extremistas Yihad

Por otro lado, el clima político de los EE.UU sugiere que se ejercerá más presión sobre las empresas para hacer frente a esta cuestión. Tras el ataque terrorista en una discoteca de Orlando a principios de este mes, el presidente Obama sugirió que uno de los culpables podría ser el extremismo en la red. El director del FBI, James Comey, fue más allá diciendo “estamos muy seguros de que este asesino se radicalizó en alguna parte de Internet”.

Por su parte, Hillary Clinton prometió que en la presidencia trabajaría con las grandes compañías tecnológicas para intensificar estas medidas para la represión de las comunicaciones del ISIS y el escaneo de las redes yihadistas. En el lado opuesto, Donald Trump ha sido más radical al considerar el cierre de Internet, y ha declarado que planea contar con la ayuda de Bill Gates.

En cualquier caso, tras los acontecimientos que han tenido lugar durante los últimos años, queda demostrado que Internet es una vía muy importante en la transmisión de contenidos extremistas. La libertad de expresión es fundamental en esta era de la información que vivimos, pero no debemos dejar sitio a los discursos del odio, no sólo en Internet.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here