Inicio Rumores Con el nuevo Galaxy Note 7 Samsung puede cambiar el futuro de...

Con el nuevo Galaxy Note 7 Samsung puede cambiar el futuro de sus móviles

0
Compartir

Quedan muy pocos meses para la presentación del nuevo modelo de la gama Note de Samsung. El Samsung Galaxy Note 7 (como parece que se llamará finalmente) será presentado en el mes de agosto y los rumores no cesan acerca del emblemático phablet de la marca coreana.

El último de estos rumores podría cambiar por completo el futuro de los teléfonos móviles de Samsung. Según un informe publicado en el medio The Korea Herald, La compañía coreana se estaría planteando seriamente la posibilidad de lanzar al mercado un único modelo del Note 7. En esta ocasión el Galaxy Note 7 sólo se comercializaría en su modelo Edge, es decir, el modelos con los bordes curvados.

Recordemos que Samsung introdujo en el Samsung Galaxy Note 4 algo que, hasta ese momento, era inédito en un teléfono móvil. Uno de los bordes del terminal tenia una pequeña curva, novedad que no se quedaba únicamente en lo estético, sino que añadía nuevas funciones gracias a ese borde curvo.

Note Edge

A partir de ese momento, cada nuevo terminal que llegaba al mercado de la mano de Samsung ha tenido su versión Edge, pero siempre como acompañamiento al modelo plano. Si los rumores se confirman, es posible que el nuevo modelo de la familia S, el Galaxy S8, tembién saliera al mercado únicamente en su versión Edge, dejando de lado definitivamente los teléfonos planos en sus dispositivos de gama alta.

Este hecho marcaría un antes y un después en la firma coreana, si bien es cierto que el Galaxy S7 Edge ha supuesto un éxito para Samsung, desechar definitivamente los modelos planos podría ser un movimiento arriesgado. También es cierto que los modelos curvados se han asentado en el mercado y siguen llamando la atención de muchos usuarios que buscan un terminal diferente en cuanto a diseño, aunque ello suponga algunos problemas en cuanto a comodidad, a la hora de sujetar el teléfono.

Galaxy Note 7

De momento se trata únicamente de un rumor, tendremos que esperar hasta agosto, previsiblemente hasta el día 2, para asistir a la presentación del nuevo phablet de Samsung. Según las filtraciones las especificaciones más llamativas de este terminal serían la pantalla Super AMOLED de 5,8 pulgadas, con resolución 2K. El procesador será, probablemente el Snapdragon 823 de Qualcomm, 6GB de RAM y vendría con certificación IP68, es decir, sería resistente a agua y polvo.

Estaremos muy atentos a todas las novedades relacionadas con este terminal, así como, las del nuevo Galaxy S8, para comprobar si realmente Samsung decide dar un cambio radical a sus futuros buques insignia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here