Inicio Actualidad IKEA quiere ser “verde” en 2020

IKEA quiere ser “verde” en 2020

0
Compartir

Puede ser una estrategia de marca, buscar una imagen que cada año se ve fortalecida desde los medios de comunicación y los diferentes gobiernos, la empresa “verde”. Apple ha hecho grandes esfuerzos en este sentido, Google y Microsoft se sumaron hace tiempo a esta estrategia, y ya sea por valores propios o por necesidad de cambio, la adopción de energías renovables por parte de los gigantes tecnológicos sólo pueden ser buenas noticias.

Pero no sólo de tecnología vive el mundo material, de hecho es más que probable que no sean nuestros móviles los productos que más espacio ocupen en las plantas de fabricación, o tal vez si, pero queda claro que empresas como IKEA son líderes en el sector del mobiliario de hogar y oficinas, con 30.000 millones de facturación en el último año. Ello le ubica como un objetivo claro por parte de las principales organizaciones ecológicas, y según parece, en la propia compañía sueca ya tienen claro cuál será su futuro en el medio plazo.

Así pues, el objetivo de IKEA pasa por contar con un balance positivo energético para el año 2020, es decir, que dentro de cuatro años la energía consumida por todos sus centros y plantas de fabricación sea inferior a la cantidad de energía renovable que han podido producir en ese mismo año. Una idea que un gigante del sector podría llevar a cabo gracias a un músculo financiero importante, sin duda.

IKEA

Cabe recordar que IKEA ya ha realizado diferentes inversiones de cientos de millones en la puesta en marcha de estrategias para implementar este tipo de cambios en el menor tiempo posible, destinadas tanto en la producción y adaptación de los diferentes escenarios donde operan así como la protección de las personas y comunidades que dependen de los menesteres del cambio climático.

Si en las élites de la empresa hay una clara concepción de la necesidad de convertirse en un protagonista del cambio hacia un mundo ecológico lo desconocemos, pero en una dinámica actual de consumo energético basado en energías no renovables, dentro de un mundo de recursos materiales finitos, que un actor capital como IKEA piense en verde puede ser un salto adelante.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here