India vs China, ¿ha llegado el relevo en la fabricación de tecnología?

India vs China, ¿ha llegado el relevo en la fabricación de tecnología?

0
Compartir

El consumo de tecnología ha ido en aumento durante los últimos años, disponer de equipos informáticos, smartphones y otros tantos dispositivos ya no es un lujo reservado sólo para unos pocos usuarios. Cada vez compramos más productos tecnológicos, la oferta es mayor y la competencia también.

China es una potencia mundial en cuanto a producción tecnológica, muchas de las grandes firmas realizan gran parte de sus procesos de producción en el gigante asiático. Esto ha llevado a una importante bajada en los precios de los productos tecnológicos y a hacerlos más accesibles.

No se conforma con producir, China también trabaja en la innovación, y lo está consiguiendo. Las compañías que han surgido en ese país se han posicionado en los mercados tecnológicos ofreciendo alternativas de calidad con precios realmente asequibles, lo que constituye su punto fuerte frente al resto de compañías.

Pero India también quiere convertirse en una potencia mundial en el ámbito de la producción tecnológica. Hace dos años, el primer ministro Narendra Modi inició el programa Make in India, una apuesta por el aumento de la fabricación y exportación.

Narendra Modi, primer ministro de India en una conferencia sobre el programa "Make in India"
Narendra Modi, primer ministro de India en una conferencia sobre el programa “Make in India”

El crecimiento de India tiene mucho que ver con la denominada “deslocalización industrial”; el movimiento que realizan las compañías para reducir sus costes mediante el traslado de sus centros de trabajo a países donde la producción es más barata.

El sector tecnológico es uno de los que está abriéndole más puertas al país de las especias en su transformación económica. Empresas indias como TCS, Infosys o Wipro, son ejemplos de la importancia que tiene el país para muchas multinacionales. Estas empresas ejercen de “trastienda” para las grandes, desde centros de atención al cliente hasta el desarrollo de software innovador.

Ahora parece que India está entrando en una nueva etapa de su crecimiento industrial, y lo va a hacer con la construcción de las infraestructuras necesarias y el marco legal adecuado para que crezca la inversión económica en la producción. Es lo que significa “Make in India”, la creación de más puestos de trabajo gracias al asentamiento de grandes compañías.

India venta smartphones

En realidad es un proceso casi calcado al que siguió China en su momento, y cuyo éxito queda reflejado en su vertiginoso avance: en apenas veinticinco años se ha posicionado como la segunda potencia mundial y lucha contra Estados Unidos por el primer puesto.

En esta línea, el primer ministro Modi ha prometido la creación de 100 millones de puestos de trabajo para los próximos seis años. De momento este plan tiene buenos resultados, el año pasado India superó a China en inversiones extranjeras directas.

Por lo tanto, están surgiendo numerosas fábricas en distintas regiones del país, lo que provoca que por ejemplo, el crecimiento del sector de producción de dispositivos de telefonía móvil.

Compañías productoras de dispositivos móviles como Micromax e Intex se han posicionado dentro de los quince principales fabricantes mundiales. En el mercado de India, estas dos empresas luchan contra un gigante como Samsung.

Hugh Jackman protagoniza la publicidad del modelo Canvas Silver 5 de Micromax
Hugh Jackman protagoniza la publicidad del modelo Canvas Silver 5 de Micromax

Lo que diferencia al país de los elefantes con el de la Gran Muralla, es que los compradores indios se centran más en los precios que en las especificaciones de los terminales. De hecho, muchos de los teléfonos de Intex se pueden adquirir por 40 euros. Eso sí, el bajo precio también implica que las características quedan bastante atrás con respecto a otros dispositivos.

Esta situación está empezando a cambiar, debido al crecimiento de la clase media y su nivel adquisitivo. Aunque sigue estando muy por debajo de lo habitual en el mundo desarrollado, esta clase media resulta un objetivo muy atractivo para las compañías que entran en el mercado indio, puesto que son nada más y nada menos que 250 millones de personas.

India smartphones

Pero el nivel de exigencia en cuanto a la calidad también está creciendo, lo que supone un trabajo por mejorar los productos por parte de los fabricantes que desean participar en los beneficios de este progreso.

Algo curioso es que, a pesar de sus rivalidades, China está trasladando muchos fabricantes a India. Huawei, Xiaomi, Oppo y Meizu son buenos ejemplos de marcas chinas que invierten en el país de las especias.

Las previsiones indican que en este año 2016 el mercado indio termine superando al estadounidense. Por el momento su crecimiento ya está superando al chino que, aunque sigue siendo líder en ventas, se ha visto perjudicado.

India produccion tecnologica

Así pues, el potencial de la producción tecnológica de India es realmente prometedor, puesto que tan sólo el 10% de sus habitantes poseen un teléfono inteligente, frente al 55% de China. Queda mucho por vender a una clase media que representa 250 millones de futuros compradores.

Aunque también queda mucho por solucionar en un país en el que la pobreza impera para la mayoría, personas que ni siquiera sueñan con poseer un smartphone porque tienen la “manía” de comer cada día. A pesar del progreso que está transformándolo, India sigue siendo un país de fuertes contrastes.