¿Por qué OnePlus decidió dar marcha atrás con su smartwatch?

¿Por qué OnePlus decidió dar marcha atrás con su smartwatch?

0
Compartir

El mercado de los relojes inteligentes, o comúnmente llamados smartwatches sigue madurando, aumentando cifras de ventas y colándose en las muñecas de cada vez una mayor cantidad de usuarios. Pero a día de hoy sigue siendo un mercado complicado, dificil si no eres Apple o Samsung, por poner algunos ejemplos.

Hace unos días, oíamos la noticia de que OnePlus habría decidido dar marcha atrás con su propio smarwatch, incluso contando con todo el diseño del reloj inteligente al completo. “Sólo” era cuestión de producirlo, y cómo no, de hacer una gran campaña de marketing para conseguir vender como para que sea un negocio rentable.

Pero estos dos últimos pasos no fueron finalmente ejecutados, ¿por qué?

OnePlus necesita centrarse en smartphone, el mercado maduro

oneplus-3-precios

“Habíamos completado el diseño pero aún así decidimos dejarlo de lado. Tenemos que estar concentrados”

Estas eran las palabras del CEO la semana pasada, cuya idea desprende bastante lógica. El mercado chino es el más importante del mundo a nivel de smartphone, y aunque parece que su crecimiento se está viendo truncado de forma importante, sigue siendo el principal caldo de cultivo para que nuevas marcas vean la luz. OnePlus ha conseguido destacar con modelos como OnePlus, OnePlus X o OnePlus 2, con campañas de marketing y una estrategia de invitaciones que conseguía amantes y detractores a partes iguales.

Y destacar en el mercado chino, incluso en el internacional, no es algo nada fácil. Ni siquiera Lenovo junto con Motorola han conseguido colarse entre las firmas importantes a nivel mundial en venta de dispositivos móviles, por lo que introducirse en mercados aún sin madurar como el de los smartwatches podría limitar los recursos a emplear en el lanzamiento de su esperado OnePlus 3 o la renovación de su OnePlus X e imposibilitar que la compañía consiga captar tanta atención como en entregas anteriores, lo cual sería una auténtica pena.