2 razones por los que Apple va a beneficiar a los pequeños...

2 razones por los que Apple va a beneficiar a los pequeños desarrolladores con la publicidad en App Store

0
Compartir

“Somos una compañía de software”, llegó a decir Steve Jobs. Hay quien le tache de loco actualmente, sabiendo que los principales ingresos de Apple provienen de la parte de hardware, sobre todo de la venta de sus iPhone, y sabiendo que los servicios no son precisamente a día e hoy su principal fuente financiera. Pero esta afirmación por el fundador de Apple tiene sentido en tanto en cuanto, sin un software de élite que haga las maravillas de los usuarios y los desarrolladores, es posible que el mejor hardware del mercado caiga en el olvido, por muy puntero que sea.

Esa ha sido la tónica de Apple, y de hecho, su principal músculo es y será durante años la tienda de aplicaciones App Store, con más de un millón de aplicaciones esperando ser descargadas, probadas y evaluadas por los usuarios, y en último término, recibir ingresos por cada instalación.

El hecho es que precisamente ese ingente número de aplicaciones disponibles empieza a ser un problema, bendito problema que dirán otras tiendas de aplicaciones como Windows Store, pero lo es. Sino, pensemos en cómo descubrimos actualmente aquellas apps que cuentan con muy buena calidad, que incluso pueden ser la herramienta que necesitábamos, pero que por la poca fortuna de su desarrollador acaban por ser ocultadas u olvidadas, que es peor.

App Store iOS

Por ello, el nuevo sistema de publicidad de aplicaciones en el App Store que Apple anunciaba hace un par de semanas puede favorecer mucho a los pequeños desarrolladores, más incluso que a los grandes. Por dos motivos.

Importa la relevancia, y no el dinero y la marca ya no será tan importante

En primer lugar, en este nuevo sistema de pago por publicidad de aplicaciones en el App Store, Apple ha decidido que sea la relevancia para el usuario y no el dinero que pague el desarrollador de turno el criterio que marque si una app se queda más tiempo como anunciada que otra. De esta forma, por mucho dinero que tengan algunas empresas para invertir en publicidad, lo verdaderamente importante será si esa app cumple y se valora positivamente por parte del usuario, permitiendo que sea la calidad de la aplicación y no el presupuesto de su desarrollador el que marque su notoriedad. Primer punto.

En segundo lugar, Apple pone en marcha lo que ellos denominan “conquesting”, lo que implica que los pequeños desarrolladores podrán hacer uso de los nombres de otras marcas y aplicaciones en sus anuncios. ¿Quién es “Tweetbot” comparado con “Twitter”? Tal vez un desconocido. ¿Pero y si pudiera “Tweetbot” anunciarse como “El mejor cliente de Twitter para tu iPad”? Sólo un ejemplo. Esto permitirá que el nombre o la fama de la aplicación, sobre todo de aquellas que son nuevas, no importen tanto, ya que se podrá usar en beneficio propio el conocimiento de otras marcas en su favor.

Dos movimientos que pueden y deberían poner en marcha un cambio importante a la hora de encontrar aplicaciones de calidad y utilidad para nuestro día a día y que ayudarían -desconocemos si solventarán el problema al completo- a mejorar aquello de buscar una aguja en un pajar. Bendito problema de tener un millón de aplicaciones.