Lo que Apple pretende con su Privacidad Diferencial

Lo que Apple pretende con su Privacidad Diferencial

0
Compartir

Uno de los motivos por los que Apple es la compañía que es, es su innata capacidad para inventar nuevos significados al léxico conocido por todos. Lejos de momentos clave como el iPen, en esta ocasión queremos hacer referencia a un término que está rondando en la cabeza de muchos desde la última Keynote de la compañía: la ‘privacidad diferencial’.

Con este nuevo concepto, la gente de Cupertino ha comenzado a referirse a una manera de tratar los datos del usuario de una forma respetuosa y lo menos invasiva posible. En la compañía tienen claro que la innovación y el futuro de sus dispositivos pasa por avanzarse a la decisión del usuario y ofrecerle información y opciones en el momento justo, pero ello no puede conllevar la invasión de la privacidad.

Te puede interesar: Cómo evitar que Facebook te siga el rastro en Internet

La privacidad diferencial que propone Apple

Tal y como indican en The Verge, el nuevo concepto de privacidad diferencial nace junto con la última versión del sistema operativo móvil iOS 10. Una de las directrices claves que busca esta nueva versión del sistema es anteponerse a las necesidades del usuario, pero como bien indican desde la compañía “todo este gran trabajo con iOS 10 no serviría de nada si conlleva sobrepasar la privacidad del usuario”. Apple Privacidad diferencial

Y es que la filosofía de Apple a la hora de proteger y encriptar los datos delicados de sus usuarios es bastante diferente a la filosofía seguida por competidores como Google. No hace falta que recordemos el incidente entre la marca de la manzana y el FBI por negarse a facilitarle el hackeo de uno de sus terminales para demostrar que el celo en Apple es un asunto mayor.

El estilo de Apple

Pero… ¿y cómo funciona ese anonimato tan buscado? Pues la novedad que Apple propone ahora data de los años 60, y no consiste en otra cosa que añadir ruido (datos de más) a la información que recibe la compañía. De esta forma nadie podrá saber exactamente cuales son las búsquedas, contraseñas o datos que maneja el usuario, salvo el mismo usuario y el sistema a bordo de su terminal.

De esa manera, las compañías podrán seguir obteniendo sus estadísticas generales, pero sin conocer ninguna particularidad concreta de ningún usuario, y por tanto la privacidad seguirá siendo respetada. Teniendo en cuenta la tendencia al Gran Hermano que hemos vivido durante los últimos años, no nos parece nada mal que las empresas tecnológicas comiencen una nueva lucha por ver quien protege mejor la privacidad de sus usuarios. Privacidad diferencial Apple