Inicio Actualidad Con estas “gafas” inteligentes podrías evitar las malas posturas con tu movil...

Con estas “gafas” inteligentes podrías evitar las malas posturas con tu movil o tablet

0
Compartir

Kickstarter y otras empresas y plataformas dedicadas en cuerpo y alma a dar cobijo a nuevos emprendedores y a sus ideas, están repletas de grandes proyectos que se ponen en marcha cada día. No hay más que darse una vuelta por sus diferentes candidatos y proyectos buscando financiación para ver la cantidad de buenas ideas que existen.

Hoy una ha llamado nuestra atención, EyeForcer, un proyecto que termina su campaña de financiación mañana y que no parece que vaya a conseguir su objetivo, pero cuya propuesta resulta bastante interesante. EyeForcer consiste en un binomio entre una aplicación para dispositivos móviles o tablets y unas gafas con formato wearable, es decir, un producto inteligente y conectado, que se comunican entre sí con el fin de mejorar nuestra salud y la de los pequeños.

¿Cómo funciona? Lo que EyeForcer propone es conseguir corregir esas malas posturas que los más pequeños adoptan con el uso de tablets, situaciones donde su columna vertebral se puede ver seriamente afectada, aunque siendo sinceros, no son ellos los únicos que adoptan posturas incorrectas.

EyeForcer

Las gafas de EyeForcer permiten ajustar a qué distancia y en qué posición debe estar nuestra cabeza para que estemos dentro del rango de posturas correctas, y cuando el niño o la persona de turno, involuntariamente se sale de esas posiciones “seguras”, la aplicación de turno aparecerá encima de cualquier aplicación que estemos usando obligándonos a corregir nuestra postura para seguir con lo que estábamos haciendo.

La idea es realmente buena e innovadora, quizás dificil de ajustar al comportamiento adictivo de muchos niños a estos productos, pero posibilitando por ejemplo que sólo mediante el uso de estas gafas el niño pueda jugar o navegar con su consola mediante los diferentes modos de ajuste que permite, los pequeños estarían mucho más seguros y su desarrollo no sufriría peligro.

Casos como los de EyeForcer los hay cada semana, donde los objetivos, la movilización de campañas o el interés del público es inferior al que se pensaba, pero qué duda cabe que este es un problema real y que puede perseguirnos el resto de nuestras vidas. Usemos la tecnología, si, pero correctamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here