Elon Musk y Tesla no pasan por el mejor momento

Elon Musk y Tesla no pasan por el mejor momento

0
Compartir

No corren buenos tiempos para Tesla Motors y su fundador Elon Musk. La semana pasada se produjo el primer accidente con víctima mortal sufrido por un vehículo de la marca. El coche circulaba con el sistema de conducción asistida activado. Mientras disfrutaba de una película Joshua Brown, conductor del vehículo, chocó con un camión y perdió la vida.

La compañía se defendió argumentando que era el primer accidente en más de 130 millones de millas recorridas con el piloto automático activado. Tras este accidente se ha puesto de manifiesto la necesidad de regular sobre quién recae la responsabilidad en este tipo de situaciones.

Las cifras de ventas no son las esperadas

A este hecho se ha sumado una nueva preocupación para la marca con sede en California. Los últimos resultados fiscales tranquilizaron a los inversores, con un aumento de los ingresos y un plan para aumentar la producción de su nuevo modelo, el Tesla Model 3. Este modelo fue reservado por más de 325.000 personas, unas cifras muy considerables.

Elon Musk Tesla

Ahora esta buena situación ha dado un giro. Tesla anunció la adquisición de SolarCity, otras de las compañías propiedad de Elon Musk. Esta idea sembró muchas dudas entre los inversores, ya que el principal objetivo de la marca parecía ser aumentar la producción para 2017.

Pero el gran problema de Tesla es la producción y distribución de sus vehículos. No es capaz de producir al mismo ritmo que se producen las reservas. Tampoco consigue hacer llegar sus coches a tiempo a los clientes. Este fallo se debe a un problema en la línea de producción que, según la compañía, ya está solucionado. Al final del trimestre pasado 5.150 vehículos se encontraban en transito, pendientes de llegar a sus dueños. Estos problemas han provocado que no se hayan conseguido los objetivos marcados.

Tesla Model S

Tesla espera entregar 50.000 vehículos en el segundo trimestre del año. Esta previsión era la más conservadora a principios de año. Los números no son los esperados por la compañía. Especialmente en el módelo Model S, el cual se han entregado 9.745 durante el pasado trimestre. La cifra de distribución del Model S lleva dos trimestres consecutivos cayendo, esto no había ocurrido nunca antes.

No todos son malas noticias para Tesla

Está claro que las cifras no son buenas y el reciente accidente no va a ayudar a que mejoren. Pero no todos son malas noticias. La compañía se esta expandiendo por nuevos mercados, como el mexicano o el surcoreano. La demanda en estos países no para de aumentar.

Tesla Autopilot

Además, Tesla tiene previstas una serie de novedades para estimular sus ventas. Están preparando el Autopilot 2.0, una mejora del piloto automático que incorporan estos vehículos. Otra de las novedades que podría mejorar las cifras de ventas sería la presentación de un modelo más potente y con características deportivas.

No se puede discutir que Tesla es una de esas marcas que están comprometidas con la innovación tecnológica. Su sistema de conducción asistida ha sufrido un desagradable revés, pero esta tecnología puede salvar muchas vidas en un futuro cercano.