Problemas de Google en España con la Agencia Tributaria

Problemas de Google en España con la Agencia Tributaria

0
Compartir

La polémica en cuanto a la política tributaria de Google es algo que le ha acompañado desde que decidió extender su influencia por todo el mundo. La política fiscal de la compañía en Europa es clara, la mayor parte de la facturación que realizan es desviada a su sucursal en Irlanda, país donde la presión fiscal es muy baja.

En nuestro país Google utiliza esta técnica. Un hecho que llama mucho la atención es que en 2011, Google Spain, no pagó Impuesto de Sociedades, la declaración le salió a devolver. Esta curiosa situación se debió a que la compañía de Mountain View declaró perdidas durante ese año en España. Gracias a este ejercicio de ingeniería fiscal el pago de impuestos de Google en nuestro país es muy inferior con respecto a lo que tendrían que desembolsar si declararan sus ingresos aquí.

Esta estrategia es seguida por Google en varios países de Europa. Hace un mes, la sede de Google en Francia fue registrada por las sospechas de las autoridades galas de que la compañía estuviera evadiendo impuestos. Las autoridades francesas exigieron en ese momento, que Google pagara 1,6 millones de euros en impuestos atrasados.

Google España

Las sedes de Google en España han sido registradas

Hoy, las dos sedes de Google en Madrid han sido registradas por inspectores de la Agencia Tributaria. Las sedes de la compañía en Madrid, situadas en Torre Picasso y el Campus Google Madrid, han sido registradas como parte de una investigación abierta por posible evasión fiscal.

La compañía ha asegurado que cumplen con la legislación fiscal de nuestro país y que están colaborando con las autoridades para aclarar su situación. Las sospechas de la Agencia Tributaria tendrían relación con un posible fraude relacionado con el pago del IVA y el impuesto de no residentes.

Sede Google

Google es sólo una de las grandes multinacionales que tienen problemas con el fisco en distintos países de Europa. Estas grandes compañías se aprovechan de su presencia en un gran número de países en todo el mundo. Esto, unido a la posibilidad de establecer su domicilio fiscal en cualquier país en el que tienen presencia, les da la posibilidad de buscar beneficios fiscales para declarar sus ingresos.