Apple deja a un lado a Samsung para producir el procesador del...

Apple deja a un lado a Samsung para producir el procesador del futuro iPhone 7s

0
Compartir

Conocida es, a pesar de su rivalidad, la extensa relación comercial que mantienen Apple y Samsung en lo que se refiere a compra-venta de componentes electrónicos. A lo largo de las diferentes generaciones de iPhone Samsung ha sido el proveedor de un buen número de componentes y entre ellos sus famosos procesadores.

Hace años que viene rumoreándose la posibilidad de que Apple deje a un lado a Samsung y apueste por otros fabricantes para que sean los encargados de producir el corazón de los iPhone y parece que después de mucho tiempo esta posibilidad va camino de ser por fin real.

Si hace unos meses se conocía que el A10, procesador de los futuros iPhone 7 iba a ser fabricado enteramente por TSMC, uno de los proveedores recurrentes en los últimos tiempos de los de Cupertino, ahora se rumorea con que el A11, el procesador destinado a los iPhone 7s, o más bien al modelo de 2017 ya que no se sabe si se mantendrá la nomenclatura tradicional, tampoco será fabricado por Samsung.

A9 iPhone SE

¿Por qué Apple prescinde de uno de sus mayores proveedores históricos de procesadores? El último procesador fabricado por Samsung, el A9, muestra diferencias con respecto al mismo modelo fabricado por TSMC, con rendimientos que difieren algo que Apple no considera tolerable ya que supone un agravio para sus clientes.

Este y no otro podría ser el motivo de que se haya decidido por focalizar en un único fabricante y arriesgarse de esta forma también a que cualquier problema suponga quedarse sin stock.

Esto no significa que Samsung vaya a desaparecer de la lista de fabricantes de Apple, al contrario. El 2017 puede ser un año de cambios para el iPhone y uno de los mayores sería la inclusión de las pantallas AMOLED, pantallas en las que si hay alguien que sea experto esa es Samsung, que tendría todas las papeletas para ser el proveedor de las mismas. Cambio de cromos.