Softbank se hará con la firma de chips ARM por 31 millones...

Softbank se hará con la firma de chips ARM por 31 millones de dólares

0
Compartir

Si te preguntas a estas alturas quién es ARM, quizás deberías saber que es el fabricante gracias al cual el procesador de tu smartphone existe, ya que todos los dispositivos móviles están basados en arquitectura ARM, de alguna u otra forma. Se trata de una pequeña compañía británica que vende su patente a cualquier fabricante de procesadores que quiera trabajar para dispositivos móviles.

Sus diseños también están presentes en la serie de procesadores AX de Apple, a pesar de que sea la propia Apple quien los diseña. Pues bien, hoy mismo nos enteramos que la operadora telefónica japonesa Softbank está interesada en ARM.

Dicho movimiento aún queda pendiente de aprobación por parte de los accionistas de la compañía, pero ARM está de acuerdo y su valor de capitalización de mercado crecería un 43% respecto a la semana pasada. Básicamente, la compañía está a subasta y se venderá al mejor postor. Así que no sería ninguna locura ver cómo Intel o Apple decidieran meterse en faena.

Softbank se hace con ARM

ARM se dio cuenta que el crecimiento de los dispositivos portátiles era una oportunidad de negocio y decidieron empezar a diseñar chips y especificaciones, pero no su construcción. Así pues, ellos cobran un royalty por cada fabricante que usa sus diseños, asumiendo así menos riesgos y costes.

Uno de los primeros dispositivos en usar un chip con especificaciones ARM fue la famosa y arcaica PDA Newton de Apple. La magnitud de uso de ARM en todo el mundo es tal que el año pasado se construyeron 15.000 millones de procesadores basados en ARM.

ARM será una gran estrategia para Softbank así como un abanico de oportunidades para el Internet de las cosas.

En caso de que el acuerdo con Softbank vaya adelante, ARM mantendría su sede en Reino Unido, y los japoneses prometen doblar el número de empleados de la compañía en cinco años. Puede que Softbank se haya visto atraída por el Brexit, haciéndose las compañías británicas más suculentas que en condiciones normales gracias al cambio de moneda.

La propia compañía niega estos motivos de compra, y se centran en hablar de oportunidades de negocio, donde ven el Internet de las cosas como algo con mucho futuro y donde ambos pueden aportar mucho a la industria.