El primer taxi sin conductor del mundo baja la bandera y empieza...

El primer taxi sin conductor del mundo baja la bandera y empieza a circular

0
Compartir

Puede que al leer el título que encabeza este artículo os haya venido a la mente Uber, o puede que Google, Apple, Microsoft, etcétera. Pues no se trata de ninguna de las grandes, este vehículo autónomo al servicio de los usuarios viene con el sello de una empresa pequeña.

El primer taxi que circula sin conductor ya ha bajado la bandera, puede ser alquilado o incluso los usuarios pueden subirse a él en plena calle. Pero no lo busquéis si os encontráis en España, porque este coche actualmente se encuentra circulando por calles muy lejanas, concretamente en la ciudad-estado de Singapur.

La compañía que ha puesto en marcha este servicio, nuTonomy, filial del MIT de Massachusetts, el prestigioso instituto de tecnología estadounidense. Conjuntamente han estado realizando las primeras pruebas a lo largo de los últimos dos años, con el objetivo de terminar lanzando una flota de taxis sin conductor para el año 2018.

nuTonomy taxi autonomo

Uno de los fundadores de nuTonomy, Doug Parker, ha declarado que “con esta versión de prueba lo que buscan es observar y aprender cómo la gente interactúa con los vehículos autónomos. Añade que aprenden mucho de la conducción en las carreteras pero que ahora buscan saber todavía más mediante el servicio de transporte de viajeros.

Por el momento este taxi autónomo sólo se puede alquilar en un espacio de carreteras públicas de apenas seis kilómetros cuadrados, llamado “One North”, un distrito financiero donde las grandes multinacionales de la tecnología tienen ubicadas sus sedes. Se trata de una especie del Silicon Valley americano, que ha sido escogido porque las personas que se mueven por la zona tienen que ver con temas tecnológicos.

También te puede interesar | Uber empieza a probar sus coches autónomos

El motivo por el que una empresa tan pequeña como nuTonomy ha logrado poner en circulación un vehículo autónomo al servicio público antes que, por ejemplo, el gigante Uber, reside precisamente en la localización. Esta pequeña empresa cuenta con soporte presupuestario del propio gobierno de Singapur, que es uno de los mayores inversores de su proyecto, puesto que ha invertido cerca de 16 millones de euros.

nuTonomy taxi autonomo 3

Lo que diferencia el vehículo de nuTonomy es principalmente el software que ha desarrollado, que se basa en una serie de reglas que el coche asimila jerárquicamente. Las dos reglas más importantes son, en primer lugar, mantener la velocidad, y en segundo lugar, permanecer en línea con respecto a los demás vehículos que circulan.

Parker explica que la primera regla tiene más peso porque, en el caso de que otro coche vaya más despacio y haya que adelantarlo, nuTonomy “se salta” la segunda regla para dejar de permanecer en línea porque en ese momento tiene menos importancia. Este factor implica el uso de una lógica diferente a la empleada por los demás fabricantes.

También te puede interesar | En unos meses, si pides un Uber, puede que venga a recogerte un Volvo autónomo

La empresa pretende que sus vehículos autónomos presenten una conducción más segura que la convencional, pero está por ver si son capaces de demostrar los mismos reflejos de las personas en según qué situaciones. En cualquier caso, resulta un avance tecnológico importante en el campo de los vehículos inteligentes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta