ZTE construirá su nuevo móvil con lo que los usuarios queramos, ¿un...

ZTE construirá su nuevo móvil con lo que los usuarios queramos, ¿un modelo a seguir?

0
Compartir

Los fabricantes de móviles, compañías de tecnología en general, suelen realizar estudios elaborados internamente para descubrir cuáles son las necesidades más importantes que deben cubrir en un momento determinado con sus nuevos productos. Si la gente demanda un móvil con el mejor GPS o la mejor conexión a Internet para jugar a Pokémon GO, o bien una cámara sobresaliente para ser los reyes de Instagram, y otras dinámicas similares.

Por ello la idea de ZTE con su Project CSX no nos pilla desprevenidos, de hecho podemos incluso alegrarnos de que propuestas así estén proliferando. La compañía china, que está realizando una encomiable tarea durante los últimos meses con lanzamientos como el del ZTE Axon 7, pidió hace algunas semanas colaboración en sus propios foros internos para desarrollar un smartphone, un móvil cuyas características más importantes llegarían por “la voz del pueblo”.

El mecanismo es sencillo: ZTE abre la veda para que cualquier persona comente y vote, establece ciertos premios para las personas cuyas propuestas aporten valor y acaben incorporándose al terminal – probar el móvil antes que nadie, un viaje a las Vegas y premios del estilo- y se frota las manos pensando en este nuevo proyecto que bien podría sentar un precedente.

ZTE Axon 7

Es cierto que como comentábamos al principio, cada empresa cuenta con sus propios informes y estudios de qué es lo que los usuarios quieren en un año determinado, pero la propuesta de ZTE es, si cabe, aún más directa y da sensación de una gran personalidad por parte de la compañía. Los únicos dos requisitos, eso sí, parece hacer propuestas es que sean propuestas que todo el mundo pueda permitirse -ni bañado en oro ni diamantes, por ejemplo- ni tampoco tecnologías que no puedan incorporarse fácilmente en 2017 -móviles que predigan el futuro-.

Una apuesta muy interesante que quizás otros, incluidos los fabricantes más grandes podrían tomar prestada. La idea de comunidad, de oír directamente lo que el usuario quiere y desea, y posteriormente hacerle partícipe de que él ha sido un protagonista más en su desarrollo, puede acabar siendo un proyecto realmente interesante, y sobre todo, conseguir que estos consumidores sigan año a año con la misma empresa, cosa que a día de hoy es arduamente complejo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta