BlackBerry abandona de forma oficial el mercado del hardware propio para centrarse...

BlackBerry abandona de forma oficial el mercado del hardware propio para centrarse en el software

0
Compartir

Después de años dando bandazos de forma moribunda, BlackBerry confirma hoy de forma oficial lo se veía venir desde hace mucho: abandonan el desarrollo de terminales propio para centrarse en crear alianzas con otras compañías para crear nuevos smartphones. Así que no sería de esperar que BlackBerry requiriera de los servicios de marcas acostumbradas a trabajar bajo especificaciones de otros, como es Huawei, LG, Motorola o HTC.

Hace una década tenían casi dominado el mercado de los smartphones, y hoy cuentan con una pobre cuota de mercado del 0,2%. Le ha pasado como a Nokia, y el hecho de haber sido los dos reyes de la tecnología, y también los que más lentos se adaptaron a Android y iPhone, lo que les costó la existencia.

Esto de dejar de desarrollar terminales permitirá a BlackBerry reducir muchísimos costes que les permitirán seugir innovando en el tema de la seguridad y el software empresarial. Incluso podrían licenciar tecnologías a algunos fabricantes para potenciar su producto y acabar convirtiéndose en una compañía de servicios.

Despedida de BlackBerry

Ya este verano anunciaron el cese del ecosistema BlackBerry Classic, para ir más allá en los dispositivos punteros. Desde entonces han lanzado el DTEK50 basado en Android, y tienen aún en la recámara dos nuevos teléfonos para febrero de 2017. Pero ahí acabará todo porque no habrá más nuevos proyectos.

Han sido muchos los intentos fallidos con teléfonos con teclado físico, el fracasado sistema operativo BlackBerry 10, y varios de años de testarudez en seguir anclados en el pasado mientras la industria avanzaba. Esto ha hecho que a su vez perdieran desarrolladores por el camino, que se han despegado de las plataformas marginales, como PayPal, que discontinuó su app para BlackBerry, Windows Phone o Amazon Kindle Fire.

BlackBerry quiere acabar con el desarrollo de hardware para delegarlo en sus socios.

Las pérdidas son incesantes, y la compañía ha perdido 372 millones de dólares. Después de este anuncio del abandono del hardware su director financiero abandona la compañía “por motivos personales”, y será reemplazado por Steven Capelli, un ejecutivo que viene de la compañía Sybase.