Inicio Actualidad Las prisas no son buenas: los problemas del Samsung Galaxy Note 7...

Las prisas no son buenas: los problemas del Samsung Galaxy Note 7 ocurrieron por querer adelantar al iPhone 7

0
Compartir

Las prisas nunca han sido una buena idea, y menos en cuestiones de crear productos de hardware y software. Gracias a Internet los errores de software no se pagan tan caros ya que una simple actualización puede corregir cualquier problema de forma muy rápida. Sin embargo un fallo en el hardware de un dispositivo puede costar al fabricante varios millones de dólares si ocurre de forma masiva y hay que hacer un llamamiento para sustituir terminales.

Es lo que le ha pasado a Samsung con su Note 7, que tantos quebraderos de cabeza está provocando al fabricante coreano. Y esto ha ocurrido según Bloomberg porque Samsung presionó a sus proveedores y exigió plazos de entrega demasiado cortos para un dispositivo cuyo proceso de ensamblaje diferente requería de una formación previa de la que muchos trabajadores prescindieron.

Y todo fue por el afán de Samsung en llegar antes que Apple con su iPhone 7 para que las ventas de su nuevo phablet empezaran antes que las del terminal de Apple. Así que se produjeron defectos en la cadena de producción y no se pasaron todos los controles de calidad necesarios; esto repercutió en montones de baterías defectuosas que deberían haber sido desechadas y que finalmente llegaron al usuario final.

Galaxy Note 7 destrozado

El aumento del tamaño de la batería en un espacio menor también ha provocado problemas de sobrecalentamiento y estos Galaxy Note 7 explosivos se han convertido en la mayor crisis de la compañía vivida en toda su historia.

Los nuevos terminales ya vienen con el problema corregido, pero antes hay que sustituir 2,5 millones de unidades, que genera una mala imagen para la compañía como nunca antes se había visto. Aparte quedan las pérdidas millonarias para la compañía, así que Samsung decidió echar la culpa a Samsung SDI, que es su subsidiaria de baterías y tecnología eléctrica. Pero en Samsung SDI pasaron la pelota al departamento de diseño de la compañía, porque decidieron incrustar una batería más grande de lo que el diseño permitía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here