Inicio Actualidad Asi pueden hackear un Tesla Model S

Asi pueden hackear un Tesla Model S

0
Compartir

Con el paso de los años los vehículos han ido adquiriendo una mayor carga tecnológica hasta el punto de que la parte electrónica tiene hoy tanta o más importancia que la mecánica. Gran parte de las funciones de los automóviles modernos son electrónicas y eso hace que nuevas vulnerabilidades aparezcan con el paso del tiempo.

Uno de los mayores temores de los usuarios, amenaza que cada vez es más real, es que en un futuro no muy lejano sean capaces de hackear tu vehículo de forma que este se abra, active o desactive sistemas de seguridad, o en última instancia en el caso de los vehículos autónomos tomen el control del vehículo con fatales consecuencias.

Si hablamos de conducción autónoma o de coches con una gran carga tecnológica la primera marca que se nos viene a la cabeza es Tesla, que, muy a pesar de sus grandes inversiones en temas de seguridad, parece que no ha conseguido que sus vehículos estén libres de ser hackeados.

Autopilot 8.0 de Tesla

Muchos son los que le han buscado las cosquillas a los Tesla y parece que en el laboratorio de seguridad Keen, una division del gigante chino de Internet Tencent, parece que ha encontrado un problema que afecta a los Tesla Model S, problema que ha sido confirmado por la propia compañía.

A través de este agujero de seguridad, al que se accede a través de un hotspot Wi-Fi desde el que se toma el control del vehículo, se puede acceder a la mayoría de los sistemas del mismo con el consiguiente problema de seguridad. Cosas como acceder al vehículo, activar los frenos mientras está en movimiento o abrir remotamente el techo solar se pueden hacer hackeando el Tesla Model S.

La compañía de Elon Musk ha reaccionado rápidamente a esta vulnerabilidad y han lanzado un parche a través de una actualización de software over-the-air con la que dan el problema por solventado. Es de agradecer que, ante este nuevo tipo de vulnerabilidades, empresas como Tesla reaccionen de forma rápida. Antes los problemas eran mecánicos, ahora pasarán a ser electrónicos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here