Este wearable convierte el calor corporal en electricidad

Este wearable convierte el calor corporal en electricidad

0
Compartir

Cada día gastamos una gran cantidad de energía para hacer funcionar nuestro cuerpo. En la actualidad, no damos ningun uso a la energía generada por el cuerpo humano. Sin embargo, en los últimos años se está experimentando con la posibilidad de usar la energía creada por nuestro cuerpo para alimentar dispositivos electrónicos.

Los generadores termoeléctricos (en adelante, TEG) son capaces de aprovechar la electricidad generada por la energía cinética que genera nuestro movimiento, y convertirla en electricidad. Con esta electricidad es posible hacer funcionar una linterna o dispositivos portátiles.

Ahora, investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, han creado el prototipo de un wearable que convierte el calor corporal en energía eléctrica. Este dispositivo es más ligero, cómodo y eficiente que los TEG que hemos podido ver hasta ahora.

wearable-calor-corporal

Los generadores termoeléctricos funcionan mediante el aprovechamiento de la diferencia entre la temperatura de la piel del usuario y el aire que existe alrededor de este. Este grupo de investigadores ha incorporado su nuevo producto a camisetas y brazaletes, con la intención de descubrir el lugar del cuerpo idóneo para recolectar el calor corporal.

El TEG usado por este equipo es muy pequeño, sólo tiene 1cm cuadrado y 2mm de grosor. Además, es muy flexible, por lo que puede permanecer pegado a la piel con facilidad.

wearable-universidad

Una capa térmicamente conductora está en contacto con la piel y absorbe todo el calor que emite el cuerpo, dirigiéndolo al TEG. Una capa de polímero evita que el calor se disipe antes de llegar al generador. La electricidad generada por este wearable no es muy grande, pero es suficiente para hacer funcionar dispositivos de baja potencia, como los wearables de seguimiento de salud.

Los investigadores han informado de que los generadores incorporados en las camisetas también han funcionado bien. Pero los TEG incorporados en los brazaletes demostraron ser más viables, siendo la parte superior del brazo el lugar más eficiente para ser situados.

La muñeca posee una temperatura superficial más alta que el brazo. Sin embargo, la eficiencia de los generadores sufrieron debido a la forma irregular de esta parte del cuerpo.

calor-corporal-electricidad

Este tipo de tecnología puede resultar muy interesante a la hora de hacer funcionar determinados wearables sin necesidad de estar cargándolos. La electricidad generada por nuestro cuerpo no posee ningún uso actualmente, con estos sistemas podemos dar un uso eficiente a esta energía.

No hay comentarios

Dejar una respuesta