Inicio Análisis Canon PowerShot G7X Mark II, análisis con vídeo

Canon PowerShot G7X Mark II, análisis con vídeo

0
Compartir

Sabemos que el mercado actual de cámaras no está pasando por su mejor momento, y eso provoca que muchos de los grandes fabricantes busquen alternativas diferentes a las compactas de “toda la vida” –entendiendo toda la vida los últimos 15 años– y que ofrezcan soluciones muy diferentes a las que podíamos ver en la mayor parte de tiendas hace no tantos años. Una de las soluciones buscadas, ha sido activar la idea de “compacta de gama alta” con muchos más modelos y con más alternativas dentro de los catálogos de los fabricantes.

En esa búsqueda de nuevas soluciones las compactas de gama alta han cambiado su camino, de ofrecer muchos aumentos y lentes bastante “cegatas”, con objetivos poco luminosos, han pasado a tener menos aumentos –aún así suficiente para muchos de los usuarios–, y por contra montar objetivos mucho más luminosos, algo que sube la calidad global de las fotografías ya que las cámaras trabajan mucho más ligeras de sensibilidad y pueden hacer fotografías hasta no hace mucho imposibles para este sector.

Canon PowerShot G7X Mark II

La cámara de la que os hablamos hoy, la Canon PowerShot G7X Mark II, está en ese nuevo sector, pocos aumentos, en concreto cuenta con un zoom óptico de 4,2 aumentos y una lente con una gran luminosidad, f/1.8-2.8. La lente es equivalente a un 24-100 mm, algo que puede parecer limitado cuando hablamos de los 20/30 aumentos de muchas compactas de 300 euros, pero que es suficiente para un fotógrafo que no busca cosas concreto, sino hacer fotografías y ya está, a veces hay que olvidarse del número, hay muchos fotógrafos que van con un objetivo fijo de 35 mm y sobreviven sin problema.

De hecho una lente que va entre 24 mm y 100 mm puede ser muy adecuada para “todos los usos”, contamos con un 24 mm que es un buen angular para fotografía de paisaje, urbana, etc… y un 100 mm que puede ser muy adecuado para retrato. Está claro que si lo comparamos con otras compactas de precios inferiores, está cámara cuesta más de 600 euros, tenemos muy pocos aumentos, pero la luminosidad del objetivo es el apartado fundamental de la cámara.

Canon PowerShot G7X Mark II

Uno de los factores diferenciales de estas nuevas gamas altas premium de la fotografía son sus acabados, cámaras que buscan recordar viejos modelos, que dan unos pasos atrás en el diseño a nivel visual, pero también a nivel estético, y ya lo dice mi madre, las cosas antes se hacían mejor. En esta Canon PowerShot G7X Mark II vemos unos aires de compacta de otra época, y la verdad es que le sientan bien, cámara bonita y bien acabada, buenos materiales, buenas uniones y un diseño que en general nos gusta bastante.

A nivel de uso también encontramos una cámara bien pensada y cómoda de usar, tenemos bastantes diales, uno trasero, otro delantero que podemos poner en dos modos de movimiento, por pasos y continuo, lo que nos ayuda a modificar la cámara entre enfoque y otras opciones. También tenemos un dial para controla la exposición de una manera muy sencilla en los modos que son de prioridades o semi-automáticos, permitiendo valores que van de -3 a +3.

Canon PowerShot G7X Mark II

Dentro de la calidad de la Canon PowerShot G7X Mark II también hay que hablar muy bien del sensor, contamos con un sensor CMOS de 1 pulgada de tamaño y una resolución de 20,1 megapíxeles, además de esto Canon ha decidido incorporar el procesador Digic 7, uno de los más potentes que tiene y que nos proporciona buenos acabados y un procesado bastante rápido para el día a día, la velocidad de ráfaga es buena, y puede funcionar bien para el público al que va dirigido una cámara así.

La calidad de imagen es buena, por debajo de 800 ISO el color, rango dinámico y control de ruido es bueno, entre 800 ISO y 1600 ISO la realidad es que cae el rendimiento del sensor, pero aún así sigue funcionando bien, el ruido empieza a ser evidente, pero dependerá bastante de la toma –siempre se percibe mucho más el ruido en tomas con colores oscuros que en tomas con tonos más blancos, aunque la sensibilidad sea la misma–. Por encima de esos valores, son fotografías no recomendables, al menos desde mi punto de vista.

Canon PowerShot G7X Mark II

El vídeo, con una resolución máxima Full HD con 60 fps, responde bien, eso sí, siempre intentando trabajar por debajo de IS0 400, ya que por encima se empieza a notar bastante el ruido, no es que sea grave por encima de eso, pero siempre dependerá del tipo de escena y de la calidad ambiental de la luz –en vídeo se nota mucho la iluminación global aunque el ISO sea el mismo, las diferencias son muy grandes–.

Hablando del enfoque, lo cierto es que nos encontramos el peor punto de la Canon PowerShot G7X Mark II a nivel de rendimiento, algo que parece bastante normal viendo cómo funciona esta cámara en el resto de apartados. Tenemos un enfoque que funciona bien y es bastante rápido en situaciones con bastante luz y buen contraste, pero en el momento en el que nos enfrentamos a escenas más planas, y en especial si hay una bajada de la luz, lo cierto es que le cuesta bastante más enfocar, hay que reconocer que tarda más, pero es complicado que no acabe enfocando, le ha costado en especial en algún cielo y en alguna toma con poco contraste, con una pared muy plana como referencia.

Canon PowerShot G7X Mark II

En el caso del enfoque manual disponemos de ayuda de enfoque a través del sistema de peaking y también podemos utilizar el dial delantero como rueda de enfoque, lo cual convierte en bastante cómodo el hecho de enfocar a mano. El macro está bastante bien conseguido, aunque no es un macro como tal, enfoque a 5 cm en una distancia focal de 24 mm y a 40 cm en 100 mm, suficiente.

¿Para quién va dirigida esta Canon PowerShot G7X Mark II? Pues yo creo que Canon mismo lo tiene bastante claro, tanto este modelo como el más económico de las Canon PowerShote G van para usuarios que buscan una cámara pequeña como complemento. Cámaras sin visor electrónico, que buscan ser pequeñas y que tienen buen sensor, poco zoom y gran luminosidad. En ese punto Canon tienen cámaras para el usuario medio que quiere una cámara que le sirva para todo –ahí está el segmento PowerShot SH–, y también tiene cámaras para los amantes de la fotografía que son capaces de vivir con una compacta, con los modelos superior a esta Canon PowerShot G7X Mark II.

Canon PowerShot G7X Mark II

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here