Inicio Actualidad El adiós a Microsoft Band, la compañía abandona su wearable

El adiós a Microsoft Band, la compañía abandona su wearable

2
Compartir

Actualmente el catálogo de wearables es muy amplio, podemos encontrar de muchos tipos y precios para todos los bolsillos. Los que más éxito tienen son los destinados a la monitorización durante el deporte, como las pulseras cuantificadoras Fitbit Charge 2 y Flex 2, o la apuesta de la Apple china, la pulsera Xiaomi Mi Band 2.

Por su parte, Microsoft quiso entrar en este sector con tantas posibilidades, y a finales de 2014 introdujo su wearable: Microsoft Band. Pero este dispositivo no ha seguido el buen camino que la multinacional esperaba. De hecho, parece ser que Microsoft ha tirado la toalla y abandona su wearable en todas sus versiones – en 2015 lanzó la segunda generación – y ya no aparecen en el catálogo de su tienda online. Tampoco el kit de desarrollo para el software de la pulsera.

microsoft-band-2-hora

Microsoft Band, un wearable que no ha sabido ajustarse a las muñecas de los usuarios

El portal ZDNet ha publicado el comunicado emitido por un representante de Microsoft, en el que afirma que han vendido todas las existencias de Band 2 y no tienen previsto reponerlas, al menos este año. Una prueba de que esto iba a suceder es que la firma disolvió el equipo que se encargaba de llevar Windows 10 a este wearable.

En cuanto a los usuarios de Microsoft Band 2, la compañía asegura que seguirán ofreciendo soporte, así como para la plataforma Microsoft Health, que permanecerá operativa y continuará estando disponible mediante aplicaciones para dispositivos Windows, iOS y Android.

microsoft-band-2-chica

Se apunta a que uno de los principales motivos del fracaso de Microsoft Band y Microsoft Band 2 reside en los elevados precios, que no tenían nada que hacer frente a las alternativas que ofrecen otras marcas, con dispositivos similares y a precios más asequibles. También debemos tener en cuenta que el sistema operativo de Microsoft para este tipo de dispositivos tampoco ha calado y se ha hecho diminuto frente a las apuestas de Android o de Apple.

Echa un vistazo a | Nueva línea de wearables TomTom presentada en el IFA 2016

Otros factores que han provocado el abandono de Band son, por ejemplo, la incomodidad de su diseño (poco atractivo), la escasa duración de la batería, o una funcionalidad que deja mucho que desear. En definitiva, todo tiene que ver con que Microsoft no ha encontrado la fórmula para crear un wearable que resulte útil, cómodo, eficiente y bonito, como sí han conseguido sus rivales. Bye Bye, Microsoft Band.

microsoft-band-2-destacada

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here