Panasonic Lumix G80, análisis en vídeo

Panasonic Lumix G80, análisis en vídeo

0
Compartir

Hemos podido probar la Panasonic Lumix G80, una de las mirrorless de gama avanzada que tiene la marca nipona en el mercado, se trata de una cámara muy completa, que busca competir directamente con las Canon EOS 70D y Canon EOS 80D y con las Nikon D7100 y Nikon D7200 –además de otros modelos de Fujifilm, Olympus y Sony entre otras–. Se trata de un modelo bastante avanzado, que busca ofrecer las características necesarias para esos aficionados a la fotografía que buscan un paso más en enfoque, funciones y diseño.

Uno de los puntos positivos que podemos valorar siempre que hablamos de una cámara sin espejo es su tamaño, suelen ser más pequeñas y ligeras que las DSLR, es cierto que si comparamos estas Panasonic Lumix G80 con alguna Sony o con alguna OM-D de Olympus, es un poco más grande, pero por el lado positivo frente a estas es más cómoda de usar a nivel de diseño. Podríamos decir que en peso y tamaño se sitúa en un punto medio y tenemos una cámara más pequeña que las grandes y más fácil de usar que las más pequeñas.

Panasonic Lumix G80

Como suele ser habitual en todas las cámaras de la marca, al igual que pasaba con la Panasonic Lumix TZ80, el diseño está muy bien pensado, funciona realmente bien todo lo relacionado con los ajustes y los diales, tenemos el famoso Q Menú de Panasonic, diales y ruedas de selección, para los modos de enfoque, para la velocidad de obturación y para la apertura del diafragma –dispone de dos diales principales, algo que está reservado a las cámaras avanzadas, y que en un cuerpo tan contenido es una gran noticia–.

Lo realmente importante al hablar de una cámara de estas es la calidad, y la verdad es que ahí poco o nada podemos decir en el mal sentido de esta Panasonic Lumix G80, está claro que está un paso por detrás de las cámaras con sensores más grandes, pero la diferencia es cada vez menor –y dependerá del fabricante del sensor y del modelo concreto–. En general la calidad que nos ha dado nos ha gustado bastante, tanto en las fotografías en JPG, como los archivos en RAW, los cuales permiten una edición suficiente para retocar pequeños problemas a la hora de realizar la captura.

Panasonic Lumix G80

El control de ruido es bastante bueno por debajo de ISO800, en valores superiores dependerá de la escena, como siempre en los tonos más claros lo salva bastante bien, por contro en las zonas más oscuras, pues algunos echarán de menos un poco más de control. He de reconocer que en algunos casos el ISO3200 con un poco de control de ruido en el proceso de revelado de los archivos RAW, fue más que suficiente para salvar la fotografía. El rango dinámico y la profundidad de color muy bien en las sensibilidades más bajas, en las altas, perdemos información, pero nada grave.

Otro de los factores diferenciales de esta cámara frente a las DSLR –no así frente a otras mirrorless de la competencia– es su capacidad para grabar vídeo en 4K, uno de los factores más importantes para muchos usuarios a la hora de lanzarse. Siendo sinceros la calidad nos ha gustado, usa un buen códec, además tenemos ayudas de enfoque, y en general la nitidez y el color nos gusta, siempre trabajando por debajo de ISO400 eso sí –por encima se pierde algo de nitidez y rango dinámico–. Es una cámara muy adecuada por diseño a aquellos que quieren empezar en el audiovisual.

Uno de los puntos a valorar de esta Panasonic Lumix G80 es su sistema de enfoque, con varias opciones y diferentes modos, lo cierto es que nos ha dejado una buena sensación general, nos ha sorprendido gratamente el modo de enfoque en casi cualquier situación, y especialmente con poca luz, donde se desenvuelve muy bien, no tiene nada que enviar a las cámaras de su gama, aunque quizás en precios parecidos Nikon o Canon –e incluso Sony– tienen cosas mejores hablando de fotografía de acción, pero aquí todo dependerá de lo que busques, ya que esta cuenta con Focus Peaking, algo bastante interesante.

Si por algo se distinguen muchas de las mirrorless de esta gama de precios es por su sistema de estabilización en el cuerpo, en la Panasonic Lumix G80 no podía ser de otra manera y tenemos un sistema de estabilización de 5 ejes, uno de los más completos del mercado, y que a nosotros nos ha encantado, aquellos más atrevidos podrán realizar vídeos a mano sin grandes movimientos. Respecto a la fotografía, nos permitirá ahorrar unos cuantos pasos lo que sería recomendable para controlar la trepidación –en vez de hacer fotos a 1/125 s en 120 mm de distancia focal, hemos podido bajar a velocidades casi ridículas, entorno a 1/30 s–.

Panasonic Lumix G80

La gran pérdida que tenemos en muchas cámaras de este tipo, y que yo como usuario habitual de DSLR echo mucho en falta cuando hablamos de una mirrorless es el visor óptico a través de pentaprisma, y es que es cierto que por lo general los visores electrónicos han mejorado mucho, pero no ofrecen la misma experiencia, ni velocidad que los otros, siempre hay un pequeño retraso. Por el lado positivo, hay que contar que el visor electrónico suele tener más información y además vemos en muchos casos una previsualización de la captura.

Esta Panasonic Lumix G80 cuesta en estos momentos cerca de 1000 euros solo cuerpo, y algo más 1000 euros con el objetivo que nosotros hemos probado, el 12-60 mm f/3.5-5.6, el cual no es mal objetivo, pero la verdad es que no le hace justicia al cuerpo, y hace complicado realizar fotografías con esa luminosidad, no es mala opción para aquellos que no tienen nada de equipo y buscan empezar sin gastar mucho, pero tenemos objetivos bastante mejores dentro de las marcas que usan montura Micro Cuatro Tercios en el mercado.

Panasonic Lumix G80

Como podéis ver es una cámara que en general nos ha dado una buena impresión, con una buena calidad de imagen, con un estabilizador óptico de 5 ejes que funciona de maravilla, con un diseño bastante contenido en tamaño y peso, sin renunciar a la comodidad y con un vídeo en 4K que es muy interesante para aquellos que se lanzan al mundo audiovisual. Por el lado negativo dos cosas, una el visor electrónico, que a mí me sigue gustando mucho menos que los de las cámaras réflex, y el ecosistema de lentes, con muchas menos opciones que Canon y Nikon, tanto en producto nuevo, como en la segunda mano. ¿Os gusta esta Panasonic Lumix G80?