Inicio Actualidad Proyecto Asgardia: por una nación espacial libre y de todos

Proyecto Asgardia: por una nación espacial libre y de todos

0
Compartir

Uno de los grandes sueños de la humanidad es la conquista del espacio. Pero eso es mucho pedir, seamos realistas. Lo que sí está a nuestro alcance gracias al desarrollo de la tecnología es asomar un poco la cabecita y echar un vistazo a lo que hay fuera de la Tierra. Es un buen comienzo, como me dijo una mente sabia: “caminos largos, pasos pequeños”.

Actualmente el objetivo que mayor interés despierta en la aventura espacial es Marte, ese planeta que no es tan rojo como lo pintan (nunca mejor dicho). Desde hace años instituciones como la NASA y multinacionales trabajan en proyectos para llegar a Marte.

Un buen ejemplo es el visionario y multimillonario Elon Musk, presidente de SpaceX, un proyecto para aterrizar un cohete en dicho planeta en 2018. Musk va más allá e incluso planea el viaje a Marte con tripulación humana para 2024. También está en ello ExoMars, la colaboración entre la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Federal Rusa.

Así que no es de extrañar que un equipo se haya lanzado con el Proyecto Asgardia, para la creación de la que será la primera nación espacial. Este experimento se ha anunciado en París, y el equipo sigue la batuta Igor Ashurbeyli, nanocientífico ruso fundador del Centro Internacional de Investigación Espacial (Viena).

asgardia-logo

Proyecto Asgardia: nación espacial

El objetivo de este experimento es el lanzamiento de un satélite en 2017, con el que buscan abanderar la igualdad en el mundo al mismo tiempo que ejerce de defensor de nuestro planeta frente asteroides y otras amenazas como la basura espacial. Este satélite no pertenecerá a ninguna nación en concreto, porque la base de este proyecto es que crear una nación que nos una a todos los habitantes de la Tierra.

Esta nación espacial tendría su bandera y simbología, además de un marco legal propio, para representar a todas las naciones sin que ninguna sea protagonista. El nombre Asgardia ha sido recogido directamente de la mitología nórdica, en la que Asgard forma parte de los Nueve Reinos y es la Ciudad de los Cielos. Esta ciudad mitológica está gobernada por Odín y es donde se encuentra el famoso Valhalla.

Asgardia es un proyecto que consta de tres partes: una científica y tecnológica, una filosófica y otra legal. Esta última busca lo que he mencionado, representar dento de un marco jurídico propio a todas las naciones y de esta forma promover la igualdad y la eliminación de las fronteras que nos separan. Además de romper con el monopolio de la exploración espacial.

asgardia-satelite

Uno de sus objetivos es conseguir ser una nación reconocida por Naciones Unidas. Para lograrlo, el Proyecto Asgardia necesita llegar a 100.000 peticiones de nacionalidad. En su página web podemos solicitar formar parte de la primera nación espacial. Una vez alcanzada la cifra, dará comienzo el proceso pertinente para que Naciones Unidas estudie otorgar el status de nación a Asgardia.

La parte filosófica empieza en el nombre escogido, porque ya sugiere una idea de ascenso a lo que tenemos más allá del suelo que pisamos, con libertad y en la búsqueda de conocimientos. Se trata de una apuesta por hacer realidad el sueño de la exploración espacial, pero de una forma abierta para todos, muy alejada de la actual tesitura. Asgardia quiere que nos unamos para asentar las bases de una sociedad sin restricciones para acceder al conocimiento.

En el apartado científico y tecnológico, la misión principal es construir en el espacio una base para el conocimiento libre y sin participación alguna de cuerpos militares. Se basará en tres pilares: la paz, la protección y el libre acceso para todo el que esté interesado. Además de la investigación del espacio exterior, Asgardia también busca proteger la Tierra de posibles peligros, que pueden ir desde asteroides o basura espacial hasta llamaradas solares.

asgardia-nacionalidad

Como habéis constatado, Asgardia es un proyecto ambicioso pero no sólo en el apartado tecnológico – lanzar un satélite al espacio es costoso – sino que también presenta ambición en temas tan delicados como es el pensamiento y la concepción de una nueva sociedad. Aunque parece un experimento fantasioso y que difícilmente puede convertirse en una realidad, Asgardia seguirá adelante, siempre y cuando obtenga el apoyo necesario. ¿Qué os parece este proyecto para una nación espacial?

Más información | Asgardia

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here