Inicio Actualidad Samsung certificó la batería de los Note 7 por si misma en...

Samsung certificó la batería de los Note 7 por si misma en lugar de recurrir a un tercero

0
Compartir

El asunto de los Galaxy Note 7 de Samsung está dando sus últimos coletazos. Sin embargo, su desaparición de los medios de comunicación no parece que vaya a ser placida. Tras la suspensión definitiva de la producción del teléfono y su retirada de la venta al público, parecía que el fuego, nunca mejor dicho, estaba cerca de ser apagado por la compañía coreana.

Pero nada más lejos de la realidad, cada día que pasa salen a la luz nuevos datos que hacen patente los numerosos errores cometidos por Samsung con el que iba a ser su terminal estrella de este año.

Ahora se ha sabido, gracias al medio norteamericano The Wall Street Journal, que Samsung realizó una práctica muy poco común para certificar la batería de su smartphone. Y es que, la propia compañía certificaba sus baterías en laboratorios propios, algo que no realiza ninguna otra empresa del sector.

samsung-galaxy-note-7

Es importante aclarar que antes de que un teléfono móvil salga a la venta en Estados Unidos, su batería debe pasar por uno de los 28 laboratorios de la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones Móviles (CTIA). Samsung decidió prescindir de este paso a la hora de sacar a la venta el Note 7. Las pertinentes pruebas de batería fueron pasadas en un laboratorio de la empresa.

Esta puede ser la explicación de los problemas sufridos por la batería de estos terminales. Desde Samsung han aclarado que en las pruebas realizadas no encontraron fallos en la batería de los dispositivos.

note-7-bateria

Esta práctica no es ilegal y otras empresas han optado por tener sus propios laboratorios para certificar la batería de sus productos. De hecho, marcas como Motorola y Microsoft también los tuvieron, pero ambas compañías se encuentran en proceso para cerrarlos.

Según la CTIA, Samsung es la única compañía que mantiene este procedimiento de certificación, ni siquiera Apple toma este tipo de medidas. Las pruebas que se realizan en estos laboratorios consisten en comprobar si la batería de los teléfonos se recalienta haciendo llamadas o durante la carga.

Desde la propia Samsung ya han anunciado cambios significativos en el proceso de certificación, con el objetivo de que no vuelva a repetirse la historia del Note 7.

note-7-caja

Este caso ha hecho mucho daño a la imagen de la marca coreana y una perdida que se cifra en millones de dólares. El hecho de que se volviera a repetir este problema con un futuro terminal, podría suponer el fin de una de las multinacionales tecnológicas más importante del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here