Lo que le costará a Samsung apagar el fuego de los Note...

Lo que le costará a Samsung apagar el fuego de los Note 7

0
Compartir

La peor pesadilla de Samsung tiene nombre: Galaxy Note 7. Y lo peor de todo es que el gigante surcoreano ha dejado crecer en su vientre a su mayor enemigo. No es que el phablet que iba a ser su estrella y que ha terminado estrellado sea un mal dispositivo, lo cierto es que las especificaciones eran ambiciosas.

Pero Samsung ha pecado de impaciente en su eterna batalla contra Apple, las prisas no son buenas y al final el cúmulo de errores ha superado a una de las compañías más importantes del mercado Android. Hace unos días se confirmaba la decisión de la retirada de los Note 7 del tablero, tras demasiados y sonados casos repletos de humo, explosiones y phablets chamuscados.

Samsung tiene sus esperanzas puestas en el próximo Galaxy S8, no en vano, sus Galaxy S7 y S7 Edge han sido los terminales más vendidos en lo que llevamos de año. Pero la compañía debe hacer frente a la oleada de litigios que tiene en su horizonte. No sólo en cuanto a los Note 7 explosivos, también cuenta con numerosas demandas de patentes que Apple ha impuesto y que pueden suponer una gran pérdida económica.

samsung-dolares-by-erika

Según informa el portal TechRadar, Samsung estima que perderá – sólo en el caso Galaxy Note 7 – cerca de 3,1 mil millones de dólares en los próximos seis meses. Esta cifra triplica la primera estimación de pérdidas por la retirada de los phablets malditos.

Recogiendo lo que el medio Bloomberg ha publicado hoy, el gigante surcoreano ya ha perdido 2,3 mil millones de dólares de las ganancias obtenidas en el último trimestre. Esto hace un total de 5,4 mil millones de pérdidas derivadas del Galaxy más desastroso de la historia.

Estamos hablando de cifras astronómicas, unas cantidades que Samsung debe asumir, pero a este varapalo económico le sigue algo que a la larga puede ser la crónica de una muerte anunciada para la compañía: la enorme mácula en su imagen. Seguramente perderá posiciones en el mercado Android, y todo apunta a que será la china Huawei la que escalará hasta la cima aprovechando la tesitura. Y el primer paso podría ser el lanzamiento de su nuevo phablet, el Huawei Mate 9.

Pero todo este caos, aunque sí supone un descenso, tampoco será el fin de Samsung. De hecho, la firma está obteniendo beneficios en el sector de los componentes. Un buen ejemplo es la presencia de Samsung en los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus. Sí, está dentro de ellos, porque es el fabricante de la memoria RAM de los recién llegados al catálogo de teléfonos de Apple.

samsung-galaxy-note-7

Además, Samsung también está sacando el máximo partido a sus exitosos S7, que ahora son los héroes absolutos de la línea Galaxy. La propia compañía lo reconoce en un comunicado: ” en el futuro, Samsung Electronics planea normalizar su negocio móvil mediante la expansión de las ventas de los modelos emblemáticos como el Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge”.

Echa un vistazo a | Algunos Galaxy Note 7 explotan, ¿pero por qué? Te lo contamos

Se espera que en el marco del Mobile World Congress 2017 que tendrá lugar en Barcelona en febrero, el Galaxy S8 llegue al rescate. En cualquier caso, queda claro que Samsung seguirá adelante, pero el olor a fuego y humo de los Note 7 permanecerá durante bastante tiempo. Si el gran George R. R. Martin tuviese que escribir una saga sobre la pesadilla de Samsung, creo que el título sería algo como Canción de Humo y Fuego.

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta