Inicio Actualidad ¿Gastarse 100.000 euros en YouTube? Este niño lo hizo

¿Gastarse 100.000 euros en YouTube? Este niño lo hizo

0
Compartir

Hoy en día ganarse la vida con Internet es una realidad que hace unos años parecía cosa de unos pocos atrevidos. Pero la evolución de las tecnologías ha hecho que actualmente todos dispongamos de dispositivos para acceder a los contenidos de la red de redes desde cualquier sitio.

YouTube – propiedad de Google desde 2006 – es una de las plataformas que más ha crecido en los últimos diez años. Sin lugar a dudas es el referente por excelencia de los vídeos online. Su crecimiento ha derivado en la necesidad de muchos negocios de tener presencia ahí, e incluso se ha popularizado el término youtuber para referirnos a aquellos usuarios que viven de los vídeos que suben.

cantantes-youtube

Claro está que, como sucede en el resto de sectores profesionales, ser youtuber y tener éxito no es un trabajo sencillo, implica dedicación. La imaginación y las decisiones acertadas en la elección de los contenidos que se ofrecen en un canal son algunas de las claves que han seguido los youtubers más reconocidos en el mundo.

Echa un vistazo a | Suena en YouTube, la nueva iniciativa para apoyar a músicos emergentes

La popularidad de algunos canales ha hecho que sus protagonistas alcancen bastante fama entre los usuarios que consumen contenidos en YouTube. Buenos ejemplo son ElRubius, con más de 20 millones de suscriptores, o Wismichu, que se acerca a los 5 millones, y AuronPlay, que supera los 4 millones. Teniendo en cuenta estas cifras, es lógico pensar que muchos usuarios sueñen con conseguir lo que estos fenómenos de YouTube han logrado.

Como he mencionado, el éxito de un canal (estable, no efímero) depende del esfuerzo y la dedicación, pero también requiere de conocimientos como en otras profesiones. La gestión de estrategias para obtener visitas e ingresos no es tarea fácil, y parece que este aspecto no lo tienen en cuenta algunos usuarios embelesados con la gloria en YouTube.

youtube-logo-tembloroso

Es lo que le ha sucedido a un niño alicantino que, a sus 12 años, quiso seguir la estela de sus ídolos y comenzó a dar los primeros pasos en su canal. Más bien, lo que él creía que eran los pasos a seguir, puesto que su desconocimiento le ha provocado un problema económico al que ningún chaval de su edad es capaz de hacer frente (o casi ninguno, los niños ricos no valen).

José Javier, estudiante de primero de la ESO en Torrevieja (Alicante), soñaba con ser youtuber junto a un amigo. Hasta ahí todo correcto, el error es que empezó la casa por el tejado y también quiso ganar dinero. Recurrió a la publicidad de Google, con la pretensión de obtener ingresos mostrando anuncios en los vídeos de su canal.

Eso pensaba que hacía, pero José Javier no se informó como debía y, en lugar de ganar dinero, ahora debe 100.000 euros. ¿Qué hizo mal? Pues básicamente hizo lo contrario a lo que quería: solicitó los servicios de Google Adwords, el que las empresas contratan para tener presencia en Internet. Es por este descuido que el gigante de Mountain View le reclama esta elevada cifra.

youtube-adwords-muestra

La madre del chico relata que él no sabía qué estaba ocurriendo. No entendía que a principios de septiembre comenzasen a llegar cargos a su cuenta bancaria – con 2000 euros, destinada a pagarse el carné de conducir – que empezaron siendo de 15 euros y fueron aumentando hasta llegar a los 19.700 euros.

Lógicamente, la cuenta estaba sangrando con el color de los números rojos, así que la entidad bancaria llamó para poner en aviso y los padres procedieron a bloquearla y devolver los anteriores recibos. Pero parece ser que Google volvió a hacer un cargo, más elevado aún, de 78.000 euros.

Con esta deuda de 100.000 euros, la familia han puesto el caso en manos de un abogado. Por su parte, Google afirma que está al corriente y se encuentra investigando este caso, pero no se ha puesto en contacto con la familia.

youtube-google-adwords-tipos-anuncios

El de José Javier es un caso que aviva el debate sobre los “términos y condiciones de uso” de los servicios de Internet. Hay quienes reclaman más transparencia y una mayor regulación, medidas con las que se podrían poner freno a muchas de las situaciones que los usuarios sufren al creer estar contratando algo que en realidad no es.

También te puede interesar | Así es la nueva red social de YouTube que quiere rivalizar con Facebook y Twitter

Pero personalmente, opino que si uno quiere entrar en el negocio de la red, ya sea en YouTube o en otras plataformas, lo primero e indispensable es recabar toda la información necesaria. Antes de contratar un servicio, es fundamental que sepamos que es el indicado. Cuando compramos leche, es porque sabemos que la vamos a consumir.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here