Las pantallas curvas OLED de los iPhone 8, ¿un problema para Apple?

Las pantallas curvas OLED de los iPhone 8, ¿un problema para Apple?

0
Compartir

Hace poco más de dos meses que aterrizó la séptima generación de los teléfonos de Apple, pero los rumores acerca del próximo en llegar no cesan. Si bien es cierto que los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus son dispositivos con buenas características técnicas que logran ofrecer una grata experiencia con iOS 10, también es cierto que no han supuesto el éxito de ventas que la compañía esperaba.

Esto es debido principalmente a que, teniendo en cuenta que los precios parten de los 769 euros, las novedades que traen son escasas. El diseño apenas ha variado y, salvo algunos aspectos como la resistencia al agua, el potente chip A10 Fusion o la cámara dual del modelo mayor, la opinión más extendida es que los iPhone 7 no han sido ninguna sorpresa.

Así que las esperanzas están puestas en el iPhone 8, tanto por parte de Apple como por los usuarios, porque muchos han optado por no comprar el 7 y esperar al próximo. De hecho, parece ser que la compañía de Tim Cook pasará de un modelo con la nomenclatura “7s” para ir directamente al 8, según la información filtrada a finales de septiembre.

iphone-8-concept

Apple podría tener problemas con la pantalla OLED de los iPhone 8

Tal y como os contábamos hace unos días, los iPhone 8 podrían ser más grandes y con pantallas curvas sin marcos. Según los últimos rumores, Apple presentará un modelo de 5 pulgadas y una versión Plus de 5,8 pulgadas, si los comparamos con las actuales pantallas de los iPhone 7 y 7 Plus, que son de 4,7 y 5,5 respectivamente, habrá un incremento considerable en las dimensiones de los próximos teléfonos.

Otro aspecto es que las pantallas OLED curvas del iPhone 8 prescindirán del bisel, lo que supondría un cambio en la estética y los acercaría a los Android con pantallas curvas como los Galaxy Note 7 y los Galaxy S7 Edge de Samsung, o los Mate 9 Porsche Design de Huawei.

Pero Apple podría tener problemas con estas pantallas, según recoge hoy Bloomberg, y sería debido a la gran demanda que habría de los iPhone 8. Como he mencionado, las ventas de los iPhone 7 no están siendo lo que el gigante de Cupertino esperaba, porque no han logrado convencer a muchos usuarios, que prefieren aguardar a que llegue el próximo teléfono de la manzana mordida. Esto supondría un problema con los fabricantes de las pantallas OLED, cuya producción resulta más compleja y se verían sobrepasados.

iphone-8-concepto-pantalla-curva

Los efectos de la gran demanda y que los fabricantes no puedan hacer frente, podría provocar que Apple tome la decisión de presentar solo uno de los modelos con pantalla OLED. Actualmente existen cuatro grandes fabricantes de paneles con este tipo de tecnología: Samsung Display Co., Sharp Corp., LG Display Co., y Japan Display Inc. Aunque algunos apostaban por Sharp, los rumores apuntan a que la encargada de la producción de pantallas OLED para los iPhone 8 será Samsung en exclusiva.

Pero la firma surcoreana no cuenta con una capacidad de fabricación suficiente para cubrir una demanda acorde con las necesidades de Apple, tal y como aseguran fuentes próximas a la compañía. Otras fuentes cercanas a las negociaciones que están llevando a cabo los dos gigantes del panorama smartphone, parece ser que han llegado a un acuerdo: Samsung producirá 100 millones de pantallas OLED a lo largo de un año (no natural).

El problema es que Samsung solo sería capaz de cubrir una parte de la fabricación, la destinada a la campaña navideña de 2017, por lo que Apple podría verse en la tesitura de no poder hacer frente a la demanda. Si tenemos en cuenta que durante la campaña navideña de 2015 vendieron 75 millones de iPhone, no es de extrañar que Apple estime que en la campaña de lanzamiento de los iPhone 8 las ventas alcancen los 90 millones de unidades.

iphone-8-concept-2

Echa un vistazo a | El próximo iPhone 8 podría tener la trasera de cristal y los bordes de acero inoxidable

Así que la compañía debe contemplar qué solución poner antes de que sus temores se hagan realidad. En cualquier caso, Apple debe concentrar sus esfuerzos en hacer que el próximo iPhone sorprenda más y logre reconciliarse con los usuarios, que son los que pagan los elevados precios de sus teléfonos.

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.