Así ve la carretera el Autopilot de Tesla

Así ve la carretera el Autopilot de Tesla

0
Compartir

El controvertido Autopilot, o piloto automático, de Tesla lleva dando que hablar todo este año. Los numerosos accidentes en los que se han visto envueltos vehículos que utilizaban dicho sistema así como las dificultades que las autoridades de muchos países están poniendo a su implantación están haciendo que este 2016 no sea precisamente un año ideal para la compañía.

A pesar de eso Tesla no ha cejado en su empeño y ha puesto todavía más énfasis en explicar el funcionamiento y la seguridad de su sistema así como en concienciar a los conductores de que tienen que, a pesar de ser un modo de conducción autónoma, tienen que prestar atención a la carretera.

Además de eso la evolución del sistema sigue adelante y en septiembre la compañía presentó la siguiente iteración del Autopilot, Autopilot 8.0, en la que se incluyen mejoras sustanciales aprovechando la información obtenida por los radares instalados en el vehículo.

Autopilot 8.0 de Tesla

Tal y como hemos dicho uno de los retos a los que se enfrenta la conducción autónoma es educar a la gente en este sistema. La concienciación y divulgación de la conducción autónoma se antoja clave para lograr un nivel de aceptación elevado entre los usuarios y Tesla quiere aprovechar todos los medios disponibles para lograrlo.

Por ello Tesla ha publicado un video en el que se muestra cómo funciona su sistema de conducción autónoma, permitiéndonos ponernos en la piel de las cámaras y sensores del sistema y observar lo que ven durante la conducción. Estos van detectando obstáculos, señales, vehículos y peatones y van catalogando cada uno de ellos según su tipología, lo que permite ajustar el sistema.

Todavía queda mucho camino por recorrer y hay que ser conscientes que una tecnología en desarrollo no está exenta de fallos y errores que, dadas las circunstancias, podrán conllevar accidentes mortales como los que hemos visto este año pero pensando en el medio y largo plazo la implantación de la conducción autónoma es inevitable.