“Autopilot” o “piloto automático”, el quebradero de cabeza en Tesla

“Autopilot” o “piloto automático”, el quebradero de cabeza en Tesla

0
Compartir

El año 2016 no está siendo un buen año para Tesla si nos centramos en uno de sus caballos ganadores: el modo Autopilot. A lo largo de este año hemos visto numerosos accidentes en los que se han visto envueltos vehículos Tesla con este modo de conducción automática activada.

El primero de ellos tuvo lugar a principios de año y el resultado fue la muerte del conductor al estrellarse su Tesla Model S con un camión. Las investigaciones posteriores confirmaron que el modo Autopilot estaba activado pero que no fue directamente el causante de la muerte. A partir de ahí, y aunque no han sido accidentes fatales, ha habido un buen número de noticias relacionadas con accidentes de este tipo y todo el mundo ha puesto los ojos en el sistema de conducción automática de Tesla. ¿Es realmente seguro?

La compañía no ha cejado en esfuerzos para eliminar el halo de inseguridad de su sistema y el propio Elon Musk ha salido en más de una ocasión en defensa del modo Autopilot. Además de eso, y con el objetivo de pulir defectos que es evidente que todavía existen, ha ido introduciendo pequeños cambios destinados a evitar que el fallo humano lleve a su sistema a fallar.

tesla-logo-con-elon-musk

Una de los principales problemas de este sistema es la falta de concienciación y conocimiento de los conductores hacia el mismo. Muchos piensan que el grado de autonomía del mismo es total y se desentienden por completo ya no solo del volante sino también de prestar cualquier tipo de atención a la carretera. Esto no es así y para evitarlo Tesla ha implementado un sistema que avisará a los conductores si ha pasado demsasiado tiempo sin poner las manos en el volante, apagándose en dicho caso el sistema Autopilot y haciendo que el conductor recobre el control del vehículo.

Pero esa no ha sido la única medida que ha tomado la compañía norteamericana. Para detectar posibles vulnerabilidad y ver el nivel de conocimiento que los propietarios de un Tesla tienen del modo Autopilot la compañía ha encargado una encuesta en la que, según los resultados, un 98% de los propietarios de un Tesla afirman conocer y entender el uso del piloto automático.

Además del factor tecnológico y también del legislativo la conducción autónoma se enfrenta a un problema claramente educativo. Es necesario que los conductores aprendan a circular con vehículos con sistemas de conducción autónoma incorporados y sepan cuales son sus limitaciones.