Cierran What.cd, la mayor biblioteca de música para descarga ilegal

Cierran What.cd, la mayor biblioteca de música para descarga ilegal

1
Compartir

Una operación llevada a cabo por el centro francés de lucha contra los delitos digitales ha terminado con el cierre de uno de los portales más grandes dedicados a la descarga ilegal de música. El site What.cd ha puesto fin a su andadura con el cierre de los servidores que la plataforma tenía situados en el norte de Francia.

Te puede interesar: ¿Conoces la nueva red social Musical.ly y cómo lo está petando?

Por su parte, la propia plataforma se ha manifestado a través de Twitter para anunciar el cierre y la destrucción de todos los datos de usuarios pertenecientes a la misma. Aunque han anunciado que por el momento no van a retomar su actividad, no sería de extrañar que próximamente vuelvan a las andadas bajo otra denominación.

La mayor biblioteca de música

Aunque What.cd no era un portal demasiado conocido a nivel social, tal y como recogen en BeGeek se trataba de la mayor biblioteca musical digital del mundo. Más de 3 millones de torrents de música estaban a disposición para ser descargados ilegalmente hasta que las autoridades francesas cerraron los servidores. What.cd

A esos enlaces ilegales se les unía la existencia de una comunidad propia dedicada a ese contenido musical. Una comunidad con reglas estrictas para el acceso que restringía muy bien el acceso de nuevos miembros, de manera que se pudiese seguir manteniendo la clandestinidad del proyecto lo máximo posible.

Lo que ocurre con estos sitios de descargas ilegales es que quieren ampliar tanto y estar disponibles en tantas partes del mundo que al final se les encuentra. Afortunadamente los cuerpos de seguridad cada vez cuentan con mayor formación y mejores métodos para luchar contra los delitos que atacan a la propiedad intelectual.

Una auténtica biblioteca clásica

Como no todo en esta vida es blanco o es negro, el cierre de What.cd también ha generado un capítulo negativo para muchos. Y es que la comunidad servía como un gran punto de encuentro para los amantes de la música clásica. A través de esta red se podían encontrar una infinidad de archivos sonoros que contenían canciones antiguas, algunas muy difíciles de encontrar fuera de la plataforma. Plataforma What.cd

Los lamentos por esa gran cantidad de música clásica perdida se han repetido en Twitter, pero en cierto modo es a lo que se arriesgaba la plataforma al poner en línea canciones actuales que violaban los derechos de autor.

  • Inherente Sérdna

    Que desagrado leer tu posición frente a lo que representa compartir música por internet, poniendote claramente del lado de una industria musical desvirtuada y enfocada en obtener ganancias cuantiosas por sobre el arte como fin en si mismo. What representaba un esfuerzo en comunidad por brindar difusión-atesoramiento del arte en una calidad realmente de primer nivel.

    La ilegalidad sobre la práctica del compartir no es más que una anecdota Histórica desde la lógica interna de la sociedad de mercado contemporanea, sin embargo, lo que acabamos de presenciar con el cierre de What.cd es el equivalente a la quema de una biblioteca, como Alejandría.